Quizá apremiados por la competencia que sufren en su misma casa, con la llegada del nuevo Dacia Dokker (con unos precios realmente competitivos), la firma del rombo ha actualizado la Kangoo Van realizando algunos cambios estéticos, añadiendo nuevo equipamiento e incorporando la posibilidad de contar con tres asientos delante.

En el exterior, la última generación del Kangoo recibe los cambios estéticos que identifican a todos los nuevos Renault: Delante monta el nuevo parachoques delantero con el logo mucho mayor. Detrás, el rombo de la marca está situado en una posición vertical más destacada y hay cambios también en los retrovisores, la consola central y el volante.

La gama de motores para el nuevo Renault Kangoo Van se compone de cuatro motores diésel:

  • Energy dCi 75 y 90, ambos con un consumo de 4,3 litros a los 100 km y unas emisiones de 112 gramos de CO2 por km recorrido
  • dCi 115: Con 140 gramos de CO2 por km
  • dCi 110: Con 115 gr de CO2/km.

La reducción de consumos ha sido posible gracias al nuevo modo de conducción ECO que actúa sobre el par entregado y el mapa del acelerador, así como un indicador del momento propicio para cambiar de marcha. Además, en un esfuerzo por reducir los costes de las flotas, Renault ha conseguido aumentar a 40.000 km el intervalo entre revisiones.

En el apartado de equipamiento hay varias novedades, aunque falta confirmar cómo queda configurada la gama para España. Podrá equipar de manera opcional el sistema R-Link, que incluye navegador TomTom Live y una aplicación para leer los correos electrónicos. El nuevo Kangoo Van también cuenta con control de estabilidad más asistente de arranque en cuestas y el modo Extended Grip para mejorar la tracción en las zonas más difíciles.

El Kangoo Z.E., (el mismo que tiene el Papa) también recibe estas mismas mejoras. Se diferencia por fuera del Kangoo Van convencional por el fondo azul de los pilotos traseros y los toques en negro en los faros delanteros. Una carga completa, usando una instalación Wall Box de Renault, lleva entre seis y nueve horas. El enchufe se encuentra bajo el logo del frontal, y hay que levantarlo para iniciar la carga.

Destaca la introduccióm del sistema Z.E. Voice, con el que los peatones reciben automáticamente un aviso de que se aproxima el vehículo a velocidades de entre 1 y 30 km/h; por su parte, el paquete My Z.E. inter@ctive permite programar a distancia la carga del Z.E. mediante el smartphone.

Galería de fotos:

Ver galeria (6 fotos)

Fuente: Renault

1 COMENTARIO

Deja una respuesta