Bajo mi punto de vista resulta encomiable cómo la firma británica es capaz de asombrarnos con cada uno de sus nuevos modelos, manteniendo su esencia a lo largo de diversas generaciones. Es muy posible que cuando nos encontremos con otros superdeportivos de diferentes marcas tengamos que hacer un notable esfuerzo para identificar su procedencia. Con los Aston Martin eso no ocurre: todos sabemos que nos hallamos ante uno de sus representantes, sin necesidad de mirar el logo que adorna el capot.

Maravillosa la silueta del nuevo Aston Martin Vanquish
Maravillosa la silueta del nuevo Aston Martin Vanquish

El nuevo Aston Martin Vanquish es la última encarnación del lema de la marca: “Power, Beauty & Soul” (“Potencia, Belleza y Alma”), para lo cual sus diseñadores han creado un chasis enteramente realizado en aluminio, con la carrocería en fibra de carbono, dotándolo de unas formas absolutamente espectaculares, donde las faldillas laterales, el spoiler delantero y el difusor trasero han dejado “al aire” este caro material para acentuar, más si cabe, el carácter deportivo de este modelo. Este coupé puede adoptar una configuración de 2+2 plazas o bien disponer solamente de los dos asientos delanteros (2+0), a gusto del futuro cliente.

Por supuesto el interior nos ofrece todo el refinamiento, terminación y calidad por el que una marca como Aston Martin se ha hecho famosa, completamente realizado en piel flor y con el techo en Alcántara, configurando un ambiente de lujo del que difícilmente podremos abstraernos. El “summum” de esto lo constituye la llave (con el mando a distancia incorporado) realizada en cristal mineral. No pueden faltar el ordenador de abordo, el navegador vía satélite, el sistema de “info-entretenimiento” (como se dice ahora) con control táctil, el sistema de Audio Bang & Olufsen con 1000 W de potencia y 15 altavoces (dotado de entradas auxiliares para Ipod, Iphone y USB) o, incluso, la conectividad WI-FI.

Pero si hay algo que define a un modelo de este segmento es su propulsor. En este caso el Vanquish monta un V12 sobre el eje anterior, completamente renovado y realizado íntegramente en aluminio, de 5.935 centímetros cúbicos, capaz de entregar una potencia de 565 CV a 6.750 rpm y un par máximo de 620 Nm a 5.500 rpm. Lo cual le permite acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 4,1 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 295 km/h. El trabajo realizado ha sido concienzudo, ya que se ha conseguido mejorar notablemente la potencia y el par, a la vez que se han disminuido las emisiones y el consumo, respecto al propulsor del que deriva.

El interior no desentona con la tradición de la marca británica
El interior no desentona con la tradición de la marca británica

La transmisión automática secuencial, recibe el nombre de “Touchtronic II”, es de seis velocidades y admite los modos automático y manual con levas tras el volante. Por su parte el árbol de transmisión, que lleva la potencia hasta el eje propulsor, está realizado en fibra de carbono para ahorrar unos importantes kilos de peso. En este eje se ha incluido, entre su dotación, un diferencial autoblocante, con el firme propósito de minimizar las pérdidas de tracción.

La suspensión es independiente con doble trapecio (tanto delante como detrás), con muelles helicoidales y amortiguadores adaptativos. Estos pueden ser regulados electrónicamente en tres modos predeterminados: “Normal”, “Sport” y “Track”, en función del tipo de conducción a realizar. Las llantas son de aleación de aluminio de 20 pulgadas de diámetro y equipan neumáticos Pirelli P Zero en medidas 255/35 ZR20, en el tren anterior, y 305/30 ZR20, en el posterior. Los frenos están en consonancia con las aptitudes deportivas que ofrece el modelo británico, con discos carbono-cerámicos de 398 mm de diámetro y 6 pistones en el eje delantero y de 360 mm y 4 pistones en el trasero.

La seguridad activa rinde a gran nivel con los últimos adelantos en este sentido: Sistema de Estabilización dinámica (DSC), ABS, Sistema de Distribución electrónica de frenado (EBD), Sistema de Frenado asistido de emergencia (EBA), Control de Tracción (TC), Sistema de frenado hidráulico asistido (HBA) o Sistema de Control del Par Motor (PTC), ¿alguien da más?.

El precio, en el Reino Unido, será de unas 189.995 libras esterlinas (es decir unos 236.812 euros) y llegará a los concesionarios a finales del presente año.

Galería de imágenes:

Ver galeria (11 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta