Audi presenta en el Salón de Ginebra la segunda generación de su deportivo más extremo, el Audi R8 2015. Fabricado en exclusiva en la nueva planta de producción GmbH quattro “Böllinger Höfe”, en Heilbronn, mantiene las pautas de diseño del actual modelo, su base de construcción ligera y un mejor equipamiento tecnológico. Llegará al mercado a mediados de año.

Quien conozca el Audi R8 no le costará distiguir al nuevo modelo entre el tráfico. Cambia el frontal, ahora con la parrilla hexagonal de los últimos lanzamientos de la marca, mucho mayor y adopta unos faros LED de nuevo diseño (con láser como opción, con intermitentes dinámicos delanteros).

En esa vista delantera destacan las dos tomas de aire laterales, más angulosas, y el par de nervios que recorren el capó. En la vista lateral, crecen los pasos de rueda (bajo los que hay de serie llantas de 19 pulgadas, con neumáticos 245/35 delante y 295/35 detrás). Los tiradores de las puertas se esconden bajo el nervio superior, lo que da más protagonismo a la entrada de aire. Detrás, la doble salida de escape y en difusor son los grandes protagonistas.

Audi R8 V10

Las medidas son muy similares al actual modelo. Mide 4,42 metros de largo y 1,94 de ancho (39 mm más), mientras que es ligeramente más bajo (9 mm, se queda en 1,24 metros de altura). Audi informa en su comunicado de prensa que uno de los objetivos era reducir el peso… y ahora el Audi R8 2015 V10 Plus se queda en 1.454 kg, hasta 50 kg menos que su predecesor.

Han logrado reducir el peso de la carrocería un 15% (con el splitter trasero o el difusor en fibra de carbono) y utilizando aluminio y fibra de carbono (reforzada con polímeros de plástico) en el chasis.

Audi R8 V10
El interior cambia también bastante. Destaca la instrumentación digital (a imagen y semejanza del virtual cockpit que estrenó el Audi TT 2014), en una pantalla TFT de 12,3 pulgadas, y el nuevo volante, que ahora integra el botón de arranque y algunos controles para modificar el modo Race o el sistema de escape.

De este modo, el salpicadero queda mucho más limpio de mandos y botones. La consola central cede el protagonismo a la palanca de aluminio de la caja de cambios S tronic de doble embrague y siete relaciones y al Audi Drive Select, con un nuevo programa Performance, que permite modificar la electrónica para cambiar la dinámica del vehículo.

Audi R8 2015. Motores

Cuando empiece a comercializarse el próximo verano, tras el habitáculo del Audi R8 2015, en posición central, estará el V10 FSI atmosférico de 5,2 litros de cilindrada, dotado del sistema Audi cylinder on demand de desconexión de cilindros, con dos niveles de potencia, 540 CV y 610 CV. Se asocia al cambio S tronic de doble embrague, con funciones launch control y de marcha libre cuando no se acelera, y tracción quattro.

  • Audi R8 V10 FSI de 540 CV: anuncia una velocidad máxima de 323 km/h, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,5 segundos y un consumo medio homologado de 11,8 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 275 g/km.
  • Audi R8 V10 Plus: la velocidad máxima sube hasta los 330 km/h, con una aceleración de 3,2 segundos y un consumo de 12,4 l/100 km y unas emisiones de 289 g/km de CO2. Esta versión contará, además, con frenos carbocerámicos de serie (opcionales en la versión “básica”). Monta llantas de 20 pulgadas con neumáticos 245/30 en el eje delantero y 305/30 en el trasero.

Audi R8 V10La potencia se transmite a las cuatro ruedas mediante el nuevo sistema de tracción total permanente quattro Ahora incluye un embrague de acoplamiento viscoso con control electrónico, capaz de repartir el par hasta en un 100% a las ruedas delanteras o a las traseras (en la generación anterior el máximo que podía transmitir a las ruedas delanteras estaba limitado al 35 por ciento), al que se suma un diferencial autoblocante en el eje trasero.

Contará con el sistema Launch Control que mejora las mejores aceleraciones desde parado, el Drive Select que modifica parámetros de la dinámica del vehículo y varios modos de conducción. Audi también informa de que contará con una nueva dirección electromecánica, más precisa (con tarado deportivo opcional), con suspensión adaptativa Magnetic Ride también en el listado de extras.

Audi R8 V10

Pero esto será solamente el principio. Esta segunda generación del Audi R8 servirá de base para dos nuevos modelos, el eléctrico Audi R8 e-tron. Estará disponible bajo pedido a finales de 2015. Gracias a sus batrerías de iones de litio con 92 kWh de capacidad promete 450 kilómetros de autonomía y una recarga en menos de dos horas con el nuevo sistema de carga combinada CSS.

Cifras que lo hacen interesante, ya que mejoran mucho las especificaciones de los prototipos del Audi R8 e-tron. Sus especificaciones técnicas están a la altura de lo esperado, pues anuncia 462 CV de potencia con sus dos motores eléctricos (imaginamos que uno en cada eje), con una velocidad máxima limitada a 210 km/h (que se podrá aumentar a 250 km/h), y una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos.

El segundo “caramelo” será la versión de carreras, el R8 LMS desarrollado en base a la nueva normativa GT3 que entrarán en vigor en todo el mundo a partir de 2016.

Fuente: Audi
Galería de fotos:

Ver galeria (6 fotos)

5 COMENTARIOS

Deja una respuesta