El nuevo Opel Grandland X 2018 es un SUV compacto que llega al mercado en otoño de 2017  para completar la gama de todocaminos del fabricante, un escalón por encima del Mokka X 2016 y el Crossland X 2017. Se presenta oficialmente en el Salón de Frankfurt en septiembre de este año.

Realizado sobre la plataforma EMP2 que emplean otros productos de PSA, como el Peugeot 3008 2017 o el Citroën C5 2018, mide 4.477 mm de longitud, 1.844 mm de ancho y 1.636 mm de altura. Su diseño es más clásico que el de estos, con un frontal en el que destacan el logo de Opel, acompañado por unas barras cromadas con forma de ala y delgados faros LED.

En el lateral cuenta con unos marcados pasos de rueda y los protectores de la carrocería que indican que el nuevo nuevo Opel Grandland X se atreverá sin problema con alguna escapada fuera del asfalto. En la zaga, muy ancha, sobresale otra protección cromada que integra un par de salidas de escape y las ópticas traseras, también con tecnología LED.

Gracias a sus 2.675 mm de distancia entre ejes, promete un espacio interesante para hasta cinco pasajeros. El diseño es más convencional que el de PSA, con un salpicadero analógico. En la consola central aparece una pantalla táctil para emplear la última versión del sistema de infoentretenimiento IntelliLink. El maletero tiene 514 litros de capacidad empleando las cinco plazas, si bien puede alcanzar los 1.652 litros abatiendo los asientos traseros. Cifras muy similares a las del 5008.

Opel Grandland X 2018. Motores

Por ahora no hay información oficial sobre las mecánicas que montará este coche, pero es de esperar que emplea motores de PSA. Entre ellos, el 1.2 tricilíndrico de gasolina con 130 CV o el 1.6 de 165 CV. En diésel podría contar con el 1.6 de 120 CV y el 2.0 que se ofrece en dos niveles de potencia, 150 y 180 CV. Irán ligados a cambio manual de seis velocidades o a uno automático con idéntico número de relaciones.

En principio todos enviarán la potencia a las ruedas delanteras pero podrá equipar el sistema Grip Control, un control de tracción con varios modos de funcionamiento que, unido a unos neumáticos mixtos MS facilitará que el coche se mueva por superficies deslizantes (barro, nieve o tierra). Eso sí, podría contar más adelante con una variante híbrida enchufable que montaría un motor eléctrico en el eje trasero (se ha anunciado ya para el 3008 como para el C5 Aircross).

Opel Grandland X 2018. Equipamiento

Será cuando esté más cercano el periodo de comercialización cuando conozcamos todos los detalles sobre niveles de equipamiento y precios.

Ya sabemos que el Grandland X podrá contar con los asientos ergonómicos AGR calefactados, al igual que el volante de cuero, portón trasero eléctrico con función de apertura manos libres, sistema de información y entretenimiento IntelliLink con servicios Opel OnStar, cargador inalámbrico o los faros delanteros adaptativos con tecnología LED.

Entre las ayudas a la conducción, podrá elegirse con ontrol de crucero adaptativo con detección de peatones y frenado automático de emergencia, alerta de somnolencia del conductor, asistente avanzado de aparcamiento o la cámara de visión 360º.

Fuente: Opel
Galería de fotos:

Ver galeria (10 fotos)

2 COMENTARIOS

  1. El Opel Crossland X inicia su producción en Figueruelas y el Corsa también se quedará allí | Coches y Autos

    […] y que éste año se ha saldado con la adquisición de Opel por parte del conjunto francés. El Opel Grandland X será el segundo modelo que sale de la […]

Deja una respuesta