El Peugeot Bipper se sitúa en el segmento bajo de los vehículos comerciales ligeros. Tiene mucho en común con el Citroën Nemo y el Fiat Fiorino. No en vano, este trío ha sido desarrollado por Sevel Sud, sociedad conjunta entre PSA y Fiat. Comparten prácticamente todo, a excepción de la lógica red de distribución y el equipamiento, fruto del departamento de marketing de cada marca. El Bipper se puede adquirir a partir de los 15.458 euros.

Hablando de sus dimensiones, mide sólo 3,86 metros de largo, aunque parece más grande de lo que es. Su gran paragolpes delantero asemeja en cierta medida su estética a los últimos todocaminos, pero sus intenciones no son para nada esas. Este Bipper esconde una furgoneta de dos plazas y una capacidad de carga muy interesante, con un volumen máximo de 2.500 litros.

Es importante tener claro las necesidades de uso para personalizar el Bipper. Y es que el más barato de la gama se contenta con sólo dos puertas batientes posteriores y poco más. Si se desean deslizantes habrá que pagar por ellas, al igual que por acristalar las dos posteriores.

En cuanto al habitáculo, vemos un salpicadero que bien podría tener un turismo convencional. Los materiales son todos duros al tacto, pero no tienen mal aspecto y son fáciles de limpiar. La palanca de cambios sobre-elevada queda muy a mano y resulta muy cómoda de manipular. La consola central muestra un diseño sencillo. En la zona superior está el equipo de sonido y, algo más abajo, los mandos para la climatización. La instrumentación empleada es la misma que llevan los Panda y, como en otros modelos de Fiat, el ordenador de viaje es muy completo. Dispone de autonomía media, consumo medio, consumo instantáneo, velocidad media, kilómetros realizados, duración del trayecto…

En el Bipper no encontrarás demasiados huecos portaobjetos, de hecho, la guantera es abierta y detrás de los respaldos de los asientos queda un pequeño hueco en el que poder esconder algunas cosas, pero siempre que no sean demasiado grandes. En las puertas también hay bolsas para guardar objetos, aunque no son especialmente grandes. Entre los asientos hay un posavasos y una toma de corriente.

Lo que sí es este Bipper es amplio dentro de sus posibilidades: las puertas son muy gruesas, lo que reduce la anchura interior. La distancia entre los asientos no destaca positivamente, pero no es agobiante, más aún cuando la altura hasta el techo es muy grande, dando una sensación de desahogo muy agradable. Un punto negativo en el puesto de conducción es que el asiento no se regula en altura. Tampoco el volante tiene reglajes, lo que limita mucho las posibilidades. Opcionalmente podemos incluir un paquete que añade la regulación en altura del asiento, y al no ser particularmente caro, es muy recomendable.

Motores: los motores disponibles son dos: un 1.4 HDI con 68 CV y un 1.4i 75 CV de gasolina. Sólo el diésel en combinación con la terminación Outdoor permite acoplar un cambio automático secuencial. En el resto es siempre manual de cinco velocidades.

Equipamiento de serie:

ABS +EBDAirbag para el conductor
Dirección asistida
Ordenador de viaje
Toma de corriente

Equipamiento opcional:

Puerta lateral deslizante, 278 €
Panel de protección de asientos modulable, 290 €
Airbag para el pasajero, 190 €
Zona de carga en PVC, desde 58 €
Pack Lunas, desde 348 €

Galería de imágenes del Peugeot Bipper

Ver galeria (20 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta