El Porsche 911 Turbo, es la versión más deseada del nueveonce que siempre ha destacado (sobre todo en sus inicios) por su característico alerón que evitaba que los caballos se echasen a volar al cielo.

La idea de emplear un turbocompresor llegó antes incluso de su nacimiento. En 1969 la compañía construyó un motor de 6.0 litros de aspiración natural motor para las carreras Can-Am que rendía 770 CV de potencia (los ingenieros calcularon que podrían alcanzar los 880 CV con un propulsor de 7.2 litros, pero no llegó a correr).

Ese motor de competición apenas echó a andar ya que Porsche tenía un motor más prometedor en el banco de pruebas. Se trataba de una versión turbo del 5.0 litros que ya usaba el Porsche 917 (uno de los mejores coches de la historia de Le Mans y uno de los motores de carreras más poderosos de la historia, con 1.200 CV de potencia).

Porsche 911 Turbo cola

Fue con ese ambicioso programa donde comenzó la larga relación de Porsche con el turbocompresor. Tras dos títulos de campeón consecutivos en las Can- Am Series, Porsche dedidió aplicar lo aprendido en el 911. En 1969, un motor bóxer de seis cilindros 2.0 litros turbo se probaba en un banco de potencia, pero no fue hasta principios de 1973 cuando empezaron las pruebas de carretera, ya con un motor de 2.7 litros impulsado por un único turbocompresor.

En septiembre de ese mismo año, el 911 más carismático hacía su debut público como Concept en el Salón de Frankfurt. Nadie daba crédito al ver el enorme lema Turbo sobre las ancas traseras.

Porsche 911 Turbo Concept. 1973

1973 Porsche 911 turbo Concept

Fue en el Salón de Frankfurt en 1973 donde este prototipo plateado cautivó a los espectadores con su aspecto distintivo. A partir de la característica cubierta del motor 911 se extendía un nuevo alerón trasero, de aspecto salvaje, con rejillas de toma de aire y un labio de goma gruesa en sus bordes. Mucha gente lo confundía con el Porsche 911 Carrera RS 3.0, un modelo que acababa de salir a la venta, pero las insignias en los pasos de rueda traseros dejaban claro que se trataba de un fondo nuevo modelo. Esas insignias ponían Turbo, y era el punto donde comenzaba otra tradición Porsche.

Bajo del alerón trasero y explicando las insignias Turbo había un seis cilindros bóxer con un único turbocompresor. Desarrollaba 280 CV de potencia y ​​habilitar una velocidad máxima de más de 250 km/h. Eran cifras de una máquina de carreras de pura raza, y eso es esencialmente lo que era este nuevo coche, inspirado en el programa de automovilismo de Porsche.

Porsche 911 Turbo (930). 1974 – 1989

Porsche 911 Turbo 3.0 Coupe 930 1974

La versión de producción del Porsche 911 Turbo se presentó en el Salón de París de 1974. El modelo inicial (código 930) tenía un motor bóxer de seis cilindros de tres litros, acoplado a un cambio de cuatro marchas. Rendía 260 CV y un par motor de 342 Nm a 4.000 rpm, unos valores impropios de un motor sobrealimentado de la época.

Podía alcanzar más de 250 km/h, acelerando de 0 a 100 km/h en 6,1 segundos, y para detenerse contaba con un equipo de frenos heredado de la competición, lo que lo hacía uno de los coches más aficaces de la época, amén de uno de los más deseados. No pasaba desapercibido gracias a su característico capó delantero, las abultadas aletas y, como no, al típico alerón posterior.

Porsche 911 Turbo (930). 1977

Porsche 911 Turbo 930 1978

Apenas tres años después se presentaba una evolución (no podemos hablar de nueva generación) que introducía numerosas novedades tecnológicas, como la adopción de un intercambiador de calor. El motor aumentaba los 3,3 litros para desarrollar 300 CV y mejorar la elasticidad de su predecesor, además de aumentar ligeramente las prestaciones (253 km/h de velocidad punta y 5,4 segundos el 0-100 km/h).

Esta versión se comercializó invariable hasta 1982. Entonces se mejoró la preparación de la mezcla rebajándose el consumo de combustible, mientras que en 1986 aparecían las variantes Cabrio y Targa. El cambio de cinco velocidades llegó en 1988.

Porsche 911 Turbo (964). 1990 – 1995

Porsche 911 Turbo 964 1990

Dos años después de las últimas modificaciones, en 1990, el Porsche  911 Turbo original daba paso a una una nueva carrocería, tras 15 años en el mercado. También contaba con un chasis de nueva estructura, frenos ABS, aletas posteriores todavía más ensanchadas y unas llantas de aleación de 17 pulgadas, entre otras modificaciones.

Su motor oriundo era el mismo que el anterior, potenciado hasta los 320 CV y con mejores prestaciones: 270 km/h y cinco segundos para pasar de 0 a 100 km/h. Más tarde, el Porsche 911 Turbo 3.6 964 (en 1994) aumentaba hasta los 3,6 litros de cilindrada.  Junto a un sistema de inyección mejorado se consiguieron 360 CV. La velocidad punta llegaba a los 280 km/h y aceleraba de 0 a 100 km/h en apenas 4,8 segundos.

Porsche 911 Turbo (993). 1995 – 1999

Porsche 911 Turbo 993

En la cuarta generación del 911 (993) y tercera del Porsche 911 Turbo, se presentó en 1995. Contaba con el mismo motor boxer de seis cilindros y 3,6 litros, pero ahora por primera vez con dos turbocompresores. Se incrementó la potencia hasta los 408 CV, con 540 Nm de par motor. Estas dos turbinas permitían disponer de más empuje, pero con una respuesta más suave.

La gran novedad de 1995 radicaba en la introducción del sistema de tracción integral del Carrera 4 con embrague multidisco viscoso, lo que mejoró la seguridad. Alcanzaba 296 km/h y realizaba el 0-100 km en 4,5 segundos. Al cumplir los 25 años del Porsche 911 Turbo, antes del cambio de generación, ya se habían vendido 32.223 unidades.

Porsche 911 Turbo (996). 2000 – 2005

Porsche 911 Turbo 996 2000

Este fue el primer Porsche 911 Turbo refrigerado por agua, y la tracción integral a las cuatro ruedas era de serie. La estética de la quinta generación del Porsche 911 (996) no convencía a los más adeptos de la marca, pero las generosas tomas de aire de esta Turbo le proporcionaban un aspecto mucho más agresivo.

Los primeros años su motor bóxer seis cilindros biturbo rendía 420 CV, con los que conseguía hacer el 0-100 km/h en apenas 4,2 segundos y alcanzar los 305 km/h. En 2004, llegó el Porsche 911 Turbo S, con 450 CV gracias a la utilización de dos turbos más grandes y que mejoraba ligeramente la velocidad punta, hasta los 307 km/h. Estaba disponible con caja de cambios manual o Tiptronic, las mejores prestaciones se lograban con el cambio convencional.

Porsche 911 Turbo (997). 2006 – 2012

Porsche 911 Turbo Coupe 997 2009

En junio de 2006 comenzaban las ventas del 911 Turbo 997 (sexta generación del Porsche 911), también con tracción 4×4 y dos turbos que le llevaban en esta ocasión hasta los 480 CV.

Por primera vez, si se equipaba con el cambio opcional Tiptronic se mejoraban las prestaciones. Con el cambio automático, este 911 Turbo aceleraba de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos (dos décimas menos que con la caja manual convencional). Los turbos de geometría variable (y un par motor de 680 Nm), junto a una electrónica mucho más evolucionada mejoraban su comportamiento. Estéticamente crecía todavía más en anchura y los grupos ópticos incorporaban LEDS.

En noviembre de 2009 esta generación del 911 Turbo recibía un restyling y un nuevo incremento de potencia muy trabajado, ya que tras varios años con el bloque de 3,6 litros crecía a 3,8 litros y metía la alimentación por inyección directa… Así se alcanzó la  barrera de los 500 CV. También se introducía el eficaz cambio PDK (de doble embrague). Bajaba los consumos y mejoraba las prestaciones: alcanzaba los 312 km/h de velocidad máxima y 3,4 segundos en aceleración de 0 a 100 km/h.

Porsche 911 Turbo (991). 2013 – 2015

Porsche 911 Turbo 2014 1

Ver galeria (10 fotos)

El Porche 911 Turbo (991), se presentó justo 40 años después del concept original, en 2013, y en el mismo lugar, en el Salón de Frankfurt. Las primeras unidades llegaron a España en septiembre de ese mismo año. Con la mecánica de 3,8 litros 6 cilindros bóxer que se introdujo al mitad de la anterior generación, unida a la tracción integral a las cuatro ruedas, se ofrece con dos evoluciones mecánicas: Turbo de 520 CV y Turbo S de 560 CV. Eso sí, ya no podía contar con cambio manual, el cambio PDK de doble embrague era de serie.

Era más ancho que nunca y los grupos ópticos LED y diseño más fino y afilado le daban un aspecto espectacular… como sus prestaciones. Acelera de 0 a 100 km/h en sólo 3,1 segundos y alcanza los 318 km/h. Y con un consumo bajo para semejantes capacidades, ya que monta el sistema Start&Stop de serie para homologar un gasto medio de combustible inferior a los 10 litros/100 km. Sí, la perfección existe… claro que un Porsche 911 Turbo nuevo costaba 186.093 euros.

Porsche 911 Turbo (991). 2016-2019

Ver galeria (38 fotos)

El Porsche 911 2016 fue el primero de la historia en contar con motores turbo desde las variantes más sencillas. Con él llegó un 911 Turbo 2016, en carrocería coupé y cabrio, con mayor potencia, un diseño renovado (siguiendo las novedades de la puesta al día) y mayor equipamiento.

El Porsche 911 Turbo conservó el motor de seis cilindros biturbo, con 3,8 litros de cilindrada, potenciado a los a los 540 CV de potencia ya que se modificaron orificios de admisión de la culata, inyectores y contaba con mayor presión de combustible.

El 911 Turbo S llegada a los 580 CV, gracias a los nuevos turbo y a compresores mayores: con carrocería Coupé acelera de 0 a 100 km/h en 2,9 segundos y alcanzaba 330 km/h (doce más que antes). De serie el más potente contaba con el PDCC, un mecanismo que compensa el balanceo o el sistema de frenos cerámicos PCCB. El precio de partida de la versión más sencilla no era bajo: 200.822 euros. Si ya elegías el Porsche 911 Turbo S Exclusive Series, no queremos ni imaginar la cuota al financiar el coche.

Porsche 911 Turbo 992. 2020…

Ver galeria (12 fotos)

El Porsche 911 992 no iba a ser menos y de nuevo su versión Turbo bate los espectaculares récords de generaciones anteriores. Vuelve a ofrecerse en dos variantes, basadas cómo no en el motor bóxer biturbo de seis cilindros y 3.8 litros, exprimido como nunca:

  • 911 Turbo: Alcanza los 580 CV y 750 Nm de par, superando por 40 CV y 40 Nm a su antecesor, colocándose al nivel del anterior Turbo S. Es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos y alcanzar 320 km/h.
  • 911 Turbo S: Llega a la escandalosa cifra 650 CV y 800 Nm de par, la incremento de 70 CV respecto a su antecesor. Conserva la transmisión PDK de doble embrague y ocho velocidades como única opción, junto con la tracción total Porsche Traction Management. Acelera de 0 a 100 km/h en 2,7 segundos, de 0 a 200 km/h en 8,9 segundos y alcanza una velocidad máxima de 330 km/h.

El precio del Porsche 911 Turbo Coupé en España alcanza los 212.632 euros. Y sí, puedes mirar ofertas del Porsche 911 en nuestra sección de coches nuevos y bajar esa cantidad… pero seguirás necesitando una cuenta corriente saneada.

Fuente: Porsche
Galería de fotos:

Ver galeria (11 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta