Porsche 962C. 1986, 1987, 1994

Porsche 962 C LH 1986

El Porsche 962C tenía 12 cm más de distancia entre ejes respecto al 956, para retrasar la posición de los pedales en el coche y que los pies del piloto quedaran por detrás del eje delantero. También se mejoró la seguridad con una nueva jaula antivuelco. Este modelo comenzó a correr en Norteamérica en el campeonato IMSA de 1984, donde sumó cuatro victorias.

En 1985 consiguió su primer podio en Le Mans, mientras que en la IMSA barrió a sus competidores. Y es que el 962C vencía en todo tipo de carreras, llegó a sumar cuatro victorias en las 24 Horas de Daytona y cuatro en las 12 Horas de Sebring. Las 24 Horas de Le Mans no se le podían resistir y en 1986 llegó su momento.

Porsche 962 C LH 1987

Lo hizo con un doblete. Venció el equipo oficial Porsche, con Al Holbert, Derek Bell y Hans-Joachim Stuck, por delante del 962C de Oscar Larrauri, Joël Gouhier y el español Jesús Pareja. En 1987 volvería a ganar el mismo trío de Porsche, esta vez con más oposición de los Jaguar y con un motor evolucionado a 2.9 litros y 680 CV de potencia.

El Porsche 962C siguió compitiendo y ganando en todo tipo campeonatos y carreras de resistencia hasta finales de la década de los 80. Y el destino aún le guardaba una victoria más en Le Mans. Fue en 1994, diez años después de haber sido creado, cuando el preparador Dauer Racing diseño una versión de calle del 962C que se pudo homologar en la categoría GT1.

Porsche Dauer 962C 1994

Gestionada en carrera por el equipo Joest, con ayuda de Porsche y experimentados pilotos al volante como Yannick Dalmas, Hurley Haywood y Mauro Baldi, se impuso en Le Mans ante la competencia de Toyota, dando a Porsche su victoria número 13.

  • Chasis monocasco de aluminio delantero y subchasis trasero, carrocería de fibra de vidrio y kevlar.
  • Motor 6 cilindros bóxer biturbo refrigerado por aire o por agua, 2.65, 2.9 y 3.0 litros, hasta 500 kW (680 CV).
  • Cambio manual de 5 marchas.
  • Peso mínimo de 840 kg.
  • Largo 4,77 m; ancho 1,99 m; alto 1,03 m.
  • Velocidad máxima de 370 km/h.

WSC Spyder. 1996, 1997

Porsche TWR. 1996

Con la desaparición de los prototipos del Grupo C, Porsche volcó sus esfuerzos en desarrollar coches competitivos para las categorías GT2 y GT1. En paralelo, a mediados de los años ’90 se asoció con TWR para crear un vehículo abierto dentro de la de la clase LMP1, reservada a prototipos. El chasis de TWR recibió un motor de 6 cilindros bóxer biturbo refrigerado por agua (derivado del 962C), que entregaba unos 580 CV por las restricciones.

El resultado no pudo ser mejor y esta combinación triunfó dos años seguidos en las 24 Horas de Le Mans, con el equipo Joest Racing. En 1996 vencía con el trío Manuel Reuter, Davy Jones y Alexander Wurz, seguido de los Porsche 911 GT1 que ganaban la categoría LM GT1.

Porsche TWR 1997

En 1997, Michele Alboreto hacía la pole y Tom Kristensen la vuelta rápida de carrera. En la prueba, la regularidad del Joest-Porsche de Alboreto, Johansson y Kristensen les dio la victoria, mientras los GT1 se quedaban por el camino. Fue la primera victoria de Mr. Le Mans, Tom Kristensen, que a lo largo de su carrera venció en ocho ocasiones más en esta mítica prueba.

Características técnicas del WSC Spyder

  • Chasis sándwich de fibra de carbono, carrocería de fibra de carbono.
  • Motor 6 cilindros bóxer biturbo refrigerado por agua, 3.2 litros, hasta 426 kW (580 CV).
  • Cambio manual de 6 marchas.
  • Peso mínimo de 875 kg.
  • Velocidad máxima de 325 km/h.

Porsche 911 GT1. 1998

La categoría de LM GT1 estaba reservada a deportivos de producción muy evolucionados, de los que había que construir 25 unidades y al menos una debía homologarse para poder circular por la calle. Porsche sacó el máximo provecho a la normativa y creó, en 1996, el 911 GT1.

Presumía de detalles de diseño de un Porsche 911 (993), pero llevaba en sus entrañas todo lo que necesitaba un coche de competición de la época, como la carrocería exterior de fibra de carbono y la colocación del motor en posición central para mejorar la aerodinámica y el reparto de pesos. Fue el primer Porsche 911 con motor central de la historia, pero no el último, ya que en la actual temporada 2017 el Porsche 911 RSR de competición vuelve a adoptar esta solución.

Porsche 911 GT1. 1998

El motor era una evolución del usado en el exitoso Porsche 962C, convenientemente mejorado para aumentar la eficiencia y adaptarlo a la categoría. El 6 cilindros bóxer biturbo de 3.2 litros tenía 600 CV. El nuevo 911 GT1 se estrenó directamente en los entrenamientos de Le Mans de 1996 y demostró su competitividad ganando su categoría y quedando en segunda posición absoluta, detrás del TWR-Porsche ganador.

La victoria de este modelo llegó en 1998, con la versión evolucionada GT1-98, que tenía una carrocería más cercana a un prototipo, aunque tuvo su obligatoria versión de calle, con la matrícula BB GT 198. La victoria número 16 de Porsche en Le Mans vino por la fiabilidad del GT1, gracias a la cual pudo superar a los rivales de Toyota y Mercedes. El 911 GT1 número 26 de Alan McNish, Laurent Aiello y Stéphane Ortelli lideró un doblete que sería histórico, pues Porsche anunció justo después su retirada oficial como constructor, dando a partir de 1999 apoyo a equipos privados.

Características técnicas del 911 GT1

  • Chasis monocasco de fibra de carbono, carrocería de fibra de carbono.
  • Motor 6 cilindros bóxer biturbo refrigerado por agua, 3.2 litros, hasta 404 kW (550 CV).
  • Secuencial de 6 marchas.
  • Peso mínimo de 940 kg.
  • Largo 4,89 m; ancho 1,99 m; alto N.D.
  • Velocidad máxima de 350 km/h.

Porsche 919 Hybrid. 2015, 2016

Porsche 919 Hybrid. 2015

Tras más de diez años sin un Porsche luchando por la victoria absoluta en Le Mans, los aficionados echaban de menos a la marca más exitosa de la historia de la carrera. Dentro de Porsche no hubo un solo año que no se pensara en regresar a Le Mans de forma oficial, pero no se daban las condiciones  para que el desafío estuviera a la altura. La llegada de los prototipos LMP1 híbridos sí supuso un reto para Porsche, con una categoría vinculable a la producción de coches de calle híbridos.

En la marca lo tenían muy claro: “Porsche es parte de Le Mans y Le Mans es parte de Porsche. Sin embargo, nadie hace esta clase de inversiones por nostalgia; tienen que ser rentables de cara al futuro. Por lo que yo recuerdo, nunca ha habido un reglamento que diera a los ingenieros tanta libertad y requiriese tanta innovación. La obligación de construir un híbrido y la fórmula de eficiencia representan unos retos revolucionarios. Estoy orgulloso de que nuestros ingenieros se hayan atrevido a ir más lejos que nadie y los clientes de Porsche se beneficiarán de ello”.

Tras anunciar su vuelta en junio de 2012, Porsche comenzaba la temporada 2014, dieciséis años después de la última participación de forma oficial. Para ello, se creó el innovador Porsche 919 Hybrid, con un compacto motor V4 de 2.0 litros turbo, que impulsa las ruedas traseras, y un potente motor eléctrico, que mueve las delanteras. Porsche ha innovado con un avanzado sistema de doble recuperación de energía, tanto en la frenada como en la aceleración.

En 2014 se consiguió el cuarto puesto en Le Mans, más seis podios y una victoria en el Campeonato del Mundo de Resistencia de la FIA. El nuevo 919 Hybrid estuvo muy cerca de reinar en Le Mans en su debut, pues Mark Webber lideraba la carrera a falta de solo dos horas para el final cuando un problema mecánico le obligó a retirarse. En 2015 se diseñó un coche más ligero y eficiente, que se encuadró en la subclase de 8 megajulios, donde se permite usar más energía eléctrica al reducir el consumo de combustible por vuelta.

Porsche 919 Hybrid. 2016

En 2015, Porsche regresó a lo más alto en Le Mans, con el 919 Hybrid número 19 pilotado por Earl Bamber, Nico Hulkenberg y Nick Tandy. Y esa temporada también ganó el Campeonato del Mundo de Resistencia de la FIA. La gesta se repitió en 2016 con la victoria en Le Mans, con la cuarta vuelta más rápida de la historia,  y en otras cinco pruebas del certamen.

En 2017 ya se han conseguido tres podios antes de llegar a Le Mans, donde el 919 Hybrid buscará su lugar en la historia con una tercera victoria consecutiva en la carrera más dura del mundo.

Características técnicas del 919 Hybrid

  • Chasis monocasco de fibra de carbono, carrocería de fibra de carbono.
  • Motor térmico V4 turbo, 2.0 litros y hasta 367 kW (500 CV), que mueve las ruedas traseras; motor eléctrico de más de 300 kW (408 CV), que mueve las delanteras.
  • KERS y regeneración de energía de escape; baterías de iones de litio.
  • Cambio secuencial de 7 marchas.
  • Peso mínimo de 875 kg.
  • Largo 4,65 m; ancho 1,90 m; alto 1,05 m.
  • Velocidad máxima de 350 km/h.

Fuente: Porsche
Vía: Newspress
Galería de fotos:

Ver galeria (19 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta