Son los monovolúmenes compactos de más éxito en Europa –no en vano se han vendido más de 400.000 unidades desde 2009- y ya les tocaba hacerse algunas “cosillas”. El Renault Scénic y el Grand Scénic se han hecho una renovación que incluye tanto el aspecto exterior como las “tripas” de la máquina y también su interior.

Exteriormente, las modificaciones más importantes, en el Scénic, están en el frontal, estrenando grupos ópticos, paragolpes y parrilla, además de introducir la iluminación diurna por LED y una calandra negra de gran tamaño que se prolonga hasta los faros. A su vez, los faros traseros también han sido retocados.

Como venía ocurriendo en la oferta actual, el Scénic se diferencia del Grand Scénic por su diseño más dinámico y en cierto modo juvenil. Otros cambios, estos para ambas carrocerías, afectan al diseño de las llantas de aleación -de aluminio- y la gama de colores. En el Grand Scénic, el frontal posee un diseño más horizontal y cuenta ahora con barras de techo longitudinales. También se han añadido a la gama dos colores nuevos para su carrocería: Rojo Granate y Azul Majorelle.

Ahora vamos con el interior de estos dos exitosos modelos de la marca del rombo: lo más novedoso es la aparición de nuevas combinaciones textiles y tonos, tanto en los acabados Expression como en los Privilege, en color beige. Este último nivel de equipamiento también puede elegirse en color “Carbón Oscuro” y, si se desea, un nuevo tejido mixto cuero/Alcántara.

Hasta 6 versiones disponibles según los mercados

Los nuevos Scénic y Grand Scénic podrán elegirse, según mercados, hasta en seis versiones diferentes, con diferencias de acabado interior y equipamiento:

  • Authentique, el más básico, pero bien equipado: ESP con asistente para frenar en pendientes, 6 airbags, aire acondicionado, llantas de 15” con embellecedores de plástico, control-limitador de velocidad, radio CD mp3 con bluetooth, etc.
  • Expression, añade climatizador automático, navegador GPS Carminat TomTom integrado, faros antiniebla, llantas de 16”, freno de mano eléctrico, etc.
  • Business, es un paquete de equipamiento sobre el Expression, con radar trasero.
  • Dynamique, luces de marcha diurnas de LED, llantas de aleación de 16”, radar trasero para estacionar, tarjeta Renault manos libres, cortinillas interiores, etc.
  • Bose, equipo de sonido de alta fidelidad, radar delantero para estacionar, llantas de aleación de 17”, espejos retrovisores plegables eléctricamente, etc.
  • Initiale, el más alto de gama: tapicería de cuero, techo solar de vidrio eléctrico, cámara de marcha atrás, sistema Visio, cristales traseros sobretintados, etc.

Las “tripas”

Pero donde Renault ha “echado el resto” en cuanto a cambios en ambos modelos ha sido en los motores, que te detallamos a continuación. La oferta mecánica se renueva con la incorporación de dos nuevas motorizaciones, que completan la familia ‘Energy’.

En el lanzamiento podrá elegirse el nuevo diésel Energy dCi 110 -es en realidad el anterior 1.5 dCi 110, pero mejorado con los avances en el turbocompresor, sistema de refrigeración o en la rebaja de fricción interna que presentó el Energy dCi 130- que con unas emisiones de CO2 de tan sólo 105 gramos por kilómetro rebaja en un 12% el consumo frente al motor que sustituye, pero entregando la misma potencia de 110 CV y más empuje, mejorando la entrega de par en 20 Nm. Este motor, que acabará moviendo desde el Twingo al Laguna, se fabrica en Valladolid.

Por contra, para poder optar a la segunda motorización nueva, habrá que esperar hasta primavera. Entonces será cuando aparezca el gasolina Energy TCe 115, que consume un 20% menos respecto al actual 1.6 16v de 110 CV que actualmente se comercializa (es decir, 1,6 l/100 km menos).

El tercer bloque de novedades que aparecerá en los renovados Scénic serán novedades en cuanto al equipamiento tecnológico. Ambos monovolúmenes serán los primeros vehículos de Renault en contar con el dispositivo Visio System. Dicho sistema tiene dos funcionalidades: alertar al conductor mediante una señal acústica si el coche se está saliendo de la vía (gracias a una cámara que detecta las líneas de la calzada) y, por otro lado, adoptar automáticamente el tipo de luces encendidas.

El encendido de luces es completamente automático, y, en función de las condiciones de iluminación y del tráfico que haya a nuestro alrededor, el coche activará las luces de cruce o las de carretera.Otras novedades tecnológicas son la ayuda al arranque en cuesta y el intermitente “modo autopista”, que con una leve pulsación el intermitente parpadeará tres veces para avisar del cambio de carril.

Los precios para Francia -aún no hay precios oficiales para España- arrancan en 21.350 euros para el Scénic (gasolina 110 CV) y 24.850 para el Grand Scénic (diésel 110 CV), sin aplicar ningún tipo de descuento promocional, ni de la marca ni del concesionario. Los precios máximos llegan hasta los 36.350 euros (Grand Scénic siete plazas, Initiale, dci 150 CV, cambio automático).

Ver galeria (13 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta