La firma británica de automóviles de lujo, Rolls-Royce, ha descubierto durante la celebración en el Salón del Automóvil de Ginebra, su gran baza comercial para la presente temporada. El Phantom Series II es la nueva apuesta de Rolls-Royce, que introduce mejores en el diseño y en la dinámica de conducción, además de las últimas innovaciones en nuevas tecnologías y una reducción del 10% en el consumo y en las emisiones contaminantes.

En palabras de Torster Müller-Ötvös, consejero delegado de la firma, sus automóviles se caracterizan “por su diseño atemporal, pero la tecnología avanza a marchas forzadas y Rolls-Royce no puede darle la espalda al futuro”.

Con las modificaciones introducidas, la casa británica presume, como viene siendo habitual, de ser propietaria de uno de los mejores automóviles del planeta, “reconfirmando nuestra posición” dentro del mercado de coches de julo, asegura Müller-Ötvös.

Alimentado con un propulsor BMW 6.7 V12 de 460 CV, cuenta con una caja auto secuencial de ocho marchas ZF, con un nuevo diferencial trasero, que permite una reducción del consumo hasta los 14,8 litros a los 100 y unos niveles de emisión de 347 gramos de dióxido de carbono.

Entre las principales novedades, destaca la nueva iluminación delantera con diodos LED, que aumentan la seguridad y la visibilidad en carretera, así como los nuevos dispositivos de asistencia al conductor.

En el interior, el conductor cuenta con un nuevo navegador con pantalla de 8,8 pulgadas y mando de gestión integral circular, sobre un prominente saliente entre los asientos delanteros con teclas de acceso directo a funciones habituales, un nuevo sistema de sonido, y un dispositivo de cámaras perimétrico para visualizar todo lo que sucede en el exterior.

El Rolls-Royce Phantom Series II está disponible por un precio que varía de los 450.000 euros a los 500.000 euros.

Galería de fotos del Rolls-Royce Phantom Series II:

Ver galeria (5 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta