El Saab 9-5 está disponible con tres motores de gasolina y uno Diesel. Los primeros son 2.0 t de 150 CV, 2.3 t de 185 CV y 2.3 TS de 260 CV. El de gasóleo es 1.9 TiD de 150 CV. Además hay una versión BioPower de este Saab que funciona E85 (una mezcla de 85% de bioetanol y 15% de gasolina) disponible con dos mecánicas: 2.0 t de 180 CV y 2.3 de 209 CV). Todos los motores pueden ir asociados a una caja de cambios manual de cinco velocidades o una automática de cinco relaciones.

Saab 9-5
Saab 9-5

El modelo que está en el mercado no es completamente nuevo, se trata de una actualización del que salió en 1997. Hay dos carrocerías, la Sedán de cuatro puertas y Wagon (familiar). El Saab 9-5 Sedán está a la venta desde 34.250€ mientras que el Saab 9-5 Wagon más económico cuesta  35.272 €. Las medidas de la versión cuatro puertas son 4.836 mm de largo,  1.792 mm de ancho y 1.448 mm de alto. El maletero tiene una capacidad de 500 litros. La versión Wagon tiene unas medidas de 4.841 mm de largo, 1.792 mm de ancho y 1.459 de alto. Tiene menos volumen de maletero que la carrocería de cuatro puertas, su capacidad es de 416 litros. Ambas tienen de serie una fila de asientos trasera abatibles en dos partes desiguales.

Uno de los puntos fuertes de este modelo es la suspensión. No es la de un deportivo pero es muy efectiva a la hora de contener los movimientos de la carrocería y también para que los ocupantes no sufran las irregularidades del terreno. También se han hecho cambios en la suspensión con respecto a la versión anterior para mejorar el tacto de la dirección. Con cualquiera de las mecánicas convierten al 9-5 en un coche con unas buenísimas prestaciones.

En el interior, encontraremos los mandos de calefacción y ventilación de los asientos agrupados con los del climatizador. La pantalla del ordenador se encuentra en el cuadro de instrumentos. Hay tres niveles de equipamiento: Linear Sport, Vector y Aero. El menos completo es el que más accesorios opcionales puede llevar. A medida que el acabado tiene más elementos de serie, las opciones a parte son menos. Todos los Saab 9-5 llevan de serie control de estabilidad (ESP), retrovisores exteriores calefactables, reposacabezas activos (SAHR) para asientos delanteros, climatizador Dual Zone, asientos deportivos, retrovisores exteriores eléctricos, faldones exteriores en color carrocería, distribución electrónica de frenado (EBD) y faros de xenón. Entre otras cosas.

Dentro de la gama de elementos opcionales destacan control de presión en neumáticos, reposacabezas trasero central, asistente de aparcamiento, asientos delanteros eléctricos con memoria en asiento conductor, techo eléctrico de vidrio, asientos delanteros y traseros con calefacción, sensor de lluvia y navegador.

Ver galeria (8 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta