El Saaab 9-5 Wagon añade versatilidad a las virtudes del Saab 9-5 Sedan. Su imagen se inspira en el prototipo Saab Aero X, con una línea de techo que culmina en un abrupto descenso de la luneta trasera, que está flanqueada por los cristales de las ventanas laterales proporcionándole el clásico estilo “envolvente” de Saab.

El resultado: aspecto dinámico, más bajo de lo habitual, en un coche con amplia capacidad de carga. Además, en el maletero se incluye un suelo adaptable a numerosas configuraciones con rail en forma de U (que vimos en el 9-5 que probamos), además de que todo el espacio de almacenamiento es impermeable bajo el piso y el portón trasero eléctrico es programable.

El nuevo Wagon cuenta con la misma gama de motorizaciones turbo, gasolina, bioetanol y diésel que el 9-5 Sedan. Incluye el sistema de tracción integral Saab XWD y tecnologías como el control de chasis adaptativo Saab DriveSense, el control de crucero, sistema de  iluminación inteligente Bi-Xenon Smart Beam, acceso y arranque sin llave, climatizador tri-zona y un sistema HUD (Head Up Display) que proyecta información en el parabrisas al estilo de los aviones de combate.

Lógicamente, en un coche familiar lo que busca la gente es espacio interior y de carga. El maletero está totalmente alfombrado y optimizado para conseguir el máximo espacio y facilidad de uso. Los asientos traseros 60/40 se pliegan casi totalmente sin que sea necesario quitar los reposacabezas o cambiar la posición de la banqueta. El cuidadoso trabajo de insonorización de la parte trasera atenúa ruido, vibración y resonancia para que los ocupantes disfruten de un nivel de confort interior.

Con el respaldo de los asientos plegado, la cubierta de carga es de casi dos metros de largo (1.962 mm) y ofrece una capacidad de carga adaptable de hasta 1.600 litros (527 litros con los asientos sin plegar). Las paredes laterales son planas y verticales, creando un espacio limpio y abierto, sin ningún obstáculo tras los pasos de rueda. Además, de serie trae compartimentos en los laterales para guardar pequeños objetos, ganchos en el suelo para asegurar la carga y una toma de corriente de 12 voltios.

El rail en forma de U del que hablábamos al principo es opcional, pero resulta muy útil. Sirve para dividir el espacio de carga para cargar con seguridad objetos de distinto tamaño. También es opcional el revestimiento impermeable de plástico, que proporciona una zona para almacenamiento impermeable para equipos deportivos, ropa mojada o botas llenas de barro.

El suelo, con un asa con el logo de Saab, se pliega en varios pasos para acceder a la zona de almacenamiento bajo el piso. Cuando se pliega dos veces se accede a un compartimiento de almacenamiento adicional (para los coches con kits de reparación de neumáticos).

Una cualidad muy atractiva es que el portón trasero se abre y cerrar a través de un control remoto (hay un botón giratorio en la puerta del conductor y otro en la llave del coche). También puede abrirse o cerrarse mediante un dispositivo táctil  que hay sobre la matrícula o un botón en el marco interior. Al ser programable, puede abrirse hasta cierta altura en espacios limitados, como el interior de un garaje.

Para facilitar la carga, el portón trasero se abre al nivel de parachoques, a 648 mm de suelo. La superficie de carga también se sitúa a ras de la apertura del portón trasero para facilitar el desplazamiento de cargas pesadas en el interior. Una luz en la parte inferior del portón trasero y pequeñas luces laterales proporcionan una excelente iluminación del espacio de carga en la noche. Además, se puede instalar una cubierta retráctil mediante unos encajes en las paredes laterales, detrás de los asientos traseros para ocultar la carga.

Fotos del Saab 9-5 Wagon:

Ver galeria (6 fotos)

1 COMENTARIO

  1. Tiene muy buena pinta, esperaré a poder probarlo y seguir opinando sobre él. Pero la primera impresión es muy buena.

Deja una respuesta