Los coches italianos cuentan con una merecida fama en cuanto a su línea y diseño. Sin embargo, al menos en el mercado español, han acumulado durante bastante tiempo una reputación de coches no demasiado fiables.

Fiat, consciente de ello, inició hace ya un par de años, una agresiva campaña publicitaria, con la que pretendía revertir esa situación. Cierto es que lo ajustado de sus precios y las importantes mejoras en las motorizaciones de sus modelos han ayudado lo suyo, pero parece que el proyecto no era una locura.

El principal protagonista de esa nueva estrategia de Fiat era el Grande Punto. Con un abundante equipamiento, una gran variedad en la oferta de motores y un precio muy competitivo, consiguió abrirse un hueco en el mercado. Hoy en día, el Fiat Grande Punto 1.3 Mult. Dyamic 90 CV, con un consumo de 4,6 l/100 km, 119 gr/km de emisiones y un precio de 14.950 euros, es uno de los principales exponentes de la firma italiana.

Entre los compactos, el atractivo diseño del Fiat Bravo, también pretende jugar sus cartas con inteligencia. ¿Sus bazas? Los motores diesel, los cinco años de garantía y la posibilidad de devolverlo si no se queda satisfecho. Nos arriesgaríamos con el Fiat Bravo 1.9 Active M-Jet de 120 CV por un total de 17.990 euros. Por si fuera poco, 5,3 l/100 km y unas emisiones de 139 gr/km.

Por último, sin buscamos unas dimensiones mayores, Fiat propone el Línea, una berlina de tres volúmenes basada en el Grande Punto, que amplió su gama ya hace un par de años. El Fiat Línea 1.3 16v Dynamique 105 CV Multijet parece el más apropiado, teniendo en cuenta que se mantiene en un precio de 18.590 euros, con unas emisiones de 158 gr/km y un consumo homologado de 5,2 l/100 km.

Galería de fotos:

Ver galeria (3 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta