Todas las marcas están centrando sus esfuerzos en soluciones de movilidad eléctrica. Skoda lo hace a través de la submarca iV, bajo la que comercializará sus modelos híbridos enchufables y eléctricos a partir de ahora. Por la parte de los primeros ya hemos hablado del Skoda Superb iV y ahora es el turno de centrarnos en el Skoda Citigo-e iV. El más pequeño de la familia aparece en formato eléctrico, siendo el primer coche de producción de la marca eléctrica en usar este sistema de propulsión.

El Skoda Citigo era el ejemplar ideal para recibir esta tecnología debido a su carácter urbanita y su tamaño reducido. El fabricante quiere que su filosofía quede plasmada y ha prometido una buena autonomía a un buen precio. Lo hace con un motor eléctrico de 83 CV y 210 Nm de par montado en el eje delantero. Consigue unas prestaciones suficientes, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 12,5 segundos (0 a 60 km/h en 7,6 segundos) y una velocidad máxima de 130 km/h.

Aunque probablemente lo más interesante de este ejemplar es que cuenta con una batería de 36,8 kWh de capacidad. Formada por 168 celdas, va colocada en el piso del vehículo para optimizar el reparto de pesos y no restar espacio al maletero (se mantiene en 250 litros). Gracias a ella se consigue una autonomía de 265 kilómetros según ciclo WLTP, una cifra nada despreciable si tenemos en cuenta que es un coche pensado principalmente para trayectos en ciudad.

A la hora de recargar esa batería hay varias opciones. Con una toma rápida de 40 kW se podría recuperar hasta el 80 % de la energía en una hora. También está la opción de utilizar un Wallbox de 7,2 kW y se cargaría en poco más de cuatro horas o en una toma doméstica de 2,3 kW para cargarse en algo más de doce horas. Hay que decir que el sistema de carga combinada es opcional en el acabado Ambition y viene de serie ya en el Style.

Será fácil distinguir a este Skoda Citigo-e iV del resto con motores de combustión gracias a esa parrilla delantera que va en el mismo color de la carrocería. Los paragolpes también reciben un rediseño ligero, mientras que la inscripción que lleva en la zaga terminará de delatarle. En el interior vemos como se beneficia de un nuevo panel de instrumentos diferenciado. Como hemos mencionado, el pequeño eléctrico se puede escoger con los acabados superiores del modelo, Amtibion y Style.

Fuente: Skoda

Galería de fotos:

Ver galeria (11 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta