El fabricante indio Tata lanza su tercer modelo en España. Después del Vista y al Xenon llega el turno de algo más grande, el Aria, que además parece querer abandonar el planteamiento “low cost” que caracterizaba a la marca desde sus inicios.

Esa mejora de calidad se percibe en el Tata ya desde fuera, con una estética más moderna, con formas redondeadas, unos faros delanteros que se prolongan sobre las aletas, faros traseros verticales, doble salida de escape posterior… La antítesis de un Tata tal y como hasta ahora lo conocíamos. Destaca la altura libre hasta el suelo, lo que podría parecer que se trata de un todoterreno… pero con forma de monovolumen.

Dentro también se nota el salto hacia delante de la marca: materiales de más calidad, mejores acabados  y detalles muy cuidados como tiradores cromados, asideros con amortiguación, multitud de huecos portaobjetos, iluminación en los umbrales de las puertas, y climatizador con salidas para todas las plaza

Su habitáculo esté configurado para siete plazas en tres filas de asientos (2+3+2). La distribución de espacios y la capacidad de carga (214 litros con siete palzas, 587 litros con cinco asientos y  1.777 litros con las dos filas posteriores abatidas, si bien las dos de la tercera son escamoteables y quedan plegadas bajo el suelo del maletero. El hecho de que de que la segunda fila de asientos se pueda regular en sentido longitudinal vuelve a recordar a los monovolúmenes.

Las dos filas traseras de asientos del Tata Aria, plegadas

En cuanto al equipamiento de serie, el Tata Aria dispone de hasta seis airbags, control de estabilidad, control de tracción, volante multifunción, aire acondicionado o climatizador, control de velocidad, luces y limpias automáticos, elevalunas y espejos eléctricos…

El tope de gama, además de la tracción 4×4, incluye navegador con cámara de visión trasera, control del móvil desde el volante y llantas de aleación de 17 pulgadas.

Está disponible con un solo motor diésel, con turbo de geometría variable, de 2,2 litros de capacidad con una potencia de 150 CV a 4.000 rpm y un par motor de 320 Nm entre 1.500 y 3.000 rpm, con lo que, en teoría,  un elevado margen de utilización. Cumple la normativa Euro V sobre emisiones y acredita un consumo medio de 7,2 litros a los 100 km, y emite 190 gramos de CO2 por kilómetro.

Este motor está asociado a un cambio manual de cinco velocidades y puede tener tracción trasera o un sistema de tracción a las cuatro ruedas ToD (traction on Demand) que pasa fuerza al eje delantero cuando la situación lo precisa mediante un embrague electromagnético.

El Aria se ofrece solamente con un acabado y con unos precios de 19.975 euros para la versión 4×2 y de 23.960 euros para la variante 4×4. La marca ofrece una garantía para el Aria de tres años o 100.000 kilómetros y la posibilidad de una financiación especial hasta de 10 años con el Banco Cetelem.

Fuente: Tata
Galería de fotos del nuevo Tata Aria:

Ver galeria (6 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta