Segundo mes del año y se superan de nuevo la barrera psicológica de las 100.000 unidades. Y no son meses particularmente buenos en ventas, pues enero tiene el hándicap de los días festivos al principio del año y febrero cuenta con menos días hábiles… pero el mercado español se mueve y es de alabar.

Y es que las 111.173 unidades matriculadas, según los datos de Aniacam, en febrero de este año supone un aumento del 13,1% respecto a febrero de 2017. Es el mejor resultado de la última década. ¿Lo mejor? Que todos los canales empujan de un modo similar. En el acumulado del año el crecimiento alcanza el 16,4%.

Aunque las empresas siguen encabezando las compras, con un aumento del 16,8% respecto a las cifras registradas hace un año, los particulares un 12,2% más (48,2% del mercado, una cifra que sigue en aumento). En un mes poco turístico y poco propicio para la renovación de flotas, incluso aumentaron las ventas a los alquiladores, que se quedan en un 10,2%, si bien debemos tener en cuenta que la Semana Santa este año coincide un mes antes que en 2017.

Por combustibles, el diésel está cada vez más de capa caída en los segmentos más pequeños, por debajo de los coches compactos. En febrero supusieron un 38,3% de las matriculaciones, mientras que los de gasolina aumentaron hasta el 61,1%. Los eléctricos cerraron con una subida del 125,3% y 676 unidades.

Desde Anfac aplauden el hecho de ver a “todos los canales de venta creciendo por encima del diez por ciento, aunque no hay que perder de vista que todavía no se han recuperado los niveles anteriores a la crisis”. Otras patronales, como Ganvam, ven muy positivo que “los particulares recobran el protagonismo cedido a las empresas”. No cabe duda de que la gente debía cambiar de coche… pero hasta que el contexto económico no lo ha permitido, han preferido aguantar con sus antiguos vehículos.

Se habla ya de que en 2018 se alcancen los 1,3 millones de unidades vendidas, si bien “todavía es pronto para dar una previsión certera”. En Faconauto destacan tambien el esfuerzo de los concesionarios a la hora de ofrecer descuentos, que “están por encima de los 4.000 euros de media, así como fórmulas de adquisición más flexibles”… si bien lamentan que los coches más viejos y contaminantes continúen en circulación al no haber incentivos para su achatarramiento.

Marcas y modelos más vendidos

La marcas más vendidas durante el mes de febrero fue Seat, cuyas 11.067 unidades matriculadas suponen regresar a cifras muy elevadas. Ninguna otra firma logra las cinco cifras. Opel, segunda, se queda en 8.312 unidades vendidas. Peugeot y Volkswagen les siguen, con esta última parapetada en segunda posición en el acumulado.

Al ver las cifras de los modelos más vendidos entenderás mejor por qué Seat está en un momento tan dulce. Y es que a los excelentes resultados habituales de Seat Ibiza y Seat León se une ya el Seat Arona, que aparece en el Top 20. Eso sí, como SUV más vendido continúa el Nissan Qashqai, que en febrero fue nada menos que el tercer modelo más vendido.  Muy buen resultado también para el Dacia Sandero… y para el Fiat 500, que demuestra que los coches pequeños pueden tener cabida en el mercado cuando se ajustan a lo que el mercado necesita y pide.

Con apenas dos meses del año, los datos de ventas acumuladas son muy poco significativos. Destacamos los excelentes resultados del Volkswagen Tiguan, que pese a su precio elevado, es el tercer SUV compacto más vendido, por detrás del Nissan Qashqai y del Peugeot 3008, pero superando al Kia Sportage.

Fuentes: Aniacam, Ganvam, Facnauto.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta