Volkswagen quiere recuperar la línea del antiguo Volkswagen Beetle en la nueva versión descapotable del popular escarabajo. Como puedes ver en estas imágenes, en el Volkswagen Beetle Cabrio 2013 se ha bajado la línea del techo, que ahora es más plana, y el parabrisas es más vertical.

Continúa siendo un coche de cuatro plazas y con un maletero de 225 litros de capacidad. Algo justo, pero se puede ampliar si se abaten los asientos traseros, para transportar objetos más grandes, incluso cuando el techo está cerrado.

La capota es la tradicional de tela, pero con innovaciones muy interesantes: Ahora, cuando está abierta, ésta queda plegada de forma muy plana, con lo que se mejora la visibilidad de la zona trasera. La capota también es automática. Se cierra y se abre de forma en unos diez segundos, incluso con el coche en marcha si no supera los 48 km/h de velocidad.

En los descapotables, la seguridad es primordial. Por eso se ha llevado a cabo el desarrollo de un sistema de protección antivuelco. Se trata de dos módulos extensibles instalados dentro del vehículo de forma integrada tras el respaldo del banco del asiento trasero. Si el vehículo va a volcar, suministran una protección efectiva para los ocupantes de los cuatro asientos en cuestión de milisegundos. También se han incluido de serie airbags frontales para la cabeza y el tórax.

La esencia del modelo clásico se observa en los faros traseros (imitando a los del antiguo) y los delanteros mantienen su clásica forma redondeada. Pero eso no significa que Volkswagen se haya olvidado de la última tecnología. También ha incorporado diseño de los últimos modelos de Volkswagen, como la toma de aire bajo el parachoques o el contorno liso del borde inferior de la capota.

Volkswagen Beetle Cabrio 2013. Motores

Habrá cinco mecánicas ofertadas. En la gama de gasolina, la versión de entrada es un 1.2 TSI de 105 CV. Le acompañan el 1.4 TSI con 160 CV y la versión 2.0 TSI con 200 CV de potencia. las opciones diésel son dos: el 1.6 TDI de 105 CV y el 2.0 TDI con 140 CV.

Cada uno de estos motores puede ser equipado opcionalmente con un cambio automático de doble embrague (excepto los motores de 105 CV). Se trata del cambio DSG de seis o siete velocidades, que también se equipa en otras gamas.

Volkswagen Beetle Cabrio 2013. Equipamiento

Hay tres versiones o niveles de equipamiento básicos, el Beetlemanía, el Design y el Sport. Además de las versiones especiales 50s, 60s y 70s Edition, aunque en España solamente llegarán dos: la 50s y 70s.

 

Algunos de los detalles de serie son la capota eléctrica, una funda de la capota que sirve para protegerla contra el polvo cuando está abierta, elevalunas eléctricos en todas las ventanas, sistema de audio “RCD 310” para Beetlemanía (ocho altavoces, reproductor de CD y de MP3, amplificador doble) y RCD 510 a partir de Design.

No falta la entrada multimedia AUX-IN, luz de conducción diurna, Sistema de Control de Estabilidad Electrónico con bloqueo de diferencial electrónico, asistente de freno y asistente de arranque en pendientes, sistema de airbags con airbags frontales y airbags laterales de cabeza-tórax y el sistema de protección antivuelco activo.

Dentro del equipamiento opcional, se ofrecen por primera vez para un Beetle Cabrio los faros bi-xenón, el sistema de cierre y arranque sin llave Keyless Access, iluminación ambiental multicolor, un sistema de sonido Fender (400 vatios de potencia con subwoofer), diversos sistemas de radionavegación, instrumentos adicionales en el salpicadero (cronómetro, indicador de temperatura del aceite, sobrecarga) y llantas de aleación ligera hasta 19 pulgadas.

Fuente: Volkswagen
Galería de fotos:

Ver galeria (20 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta