El Volkswagen Crafter 35 2.5 TDI es un modelo que comenzó su andadura en el mercado nacional de vehículos comerciales en el año 2006, sustituyendo a una vetusta LT cuya vida comercial ya tocaba a su fin.

Aunque la marca alemana lleva más allá de las 3,5 toneladas de peso a la Volkswagen Crafter 35 2.5 TDI –las variantes más pesadas alcanzan los 5.000 kilos de MMA-, decantándonos por la primera opción, además de suponer no tener que instalar tacógrafo digital -obligatorio precisamente a partir de ese peso-, también tendremos la posibilidad de optar por la versión de mayor volumen posible, que en el caso de este vehículo llega hasta los 15,5 m3. Ello nos permitirá cargar casi todo tipo de mercancías, pues gracias a unas cotas interiores más que generosas, el tamaño de las mismas casi es lo de menos.

Tampoco desmerece en nada a la categoría del vehículo la cabina que Volkswagen ha preparado. Se trata de un espacio que destaca, entre otros muchos aspectos, por su gran habitabilidad, con una distancia entre puerta y puerta de 1,67 metros, lo que nos permite desplazarnos por el interior con cierta soltura.

El habitáculo también resulta bastante agradable, tanto para el conductor como para los pasajeros –éstos cuentan con una banqueta lo suficientemente ancha (88 cm) como para viajar cómodamente-. Por lo pronto, el puesto de conducción está pensado para que su ocupante tenga controlado en todo momento lo que ocurre de puertas para adentro y para afuera.

Hay que hablar, en el interior,  por un lado del ordenamiento de la cabina es, como suele ocurrir en los modelos de la firma germana, el mejor y más práctico posible. Podrá gustar o no su diseño, pero lo que no se podrá negar es que a ergonomía pocos le ganan, ya que todos y cada unos de los mecanismos y gadgets que incluye la Crafter, son de un manejo muy intuitivo y están muy próximos al conductor. Por otro lado, se ha puesto especial cuidado en dotar al asiento principal de las opciones de ajuste necesarias para tener la mejor panorámica posible desde su emplazamiento.

En cuanto a equipamiento, resulta interesante el de seguridad del que dispone esta Crafter: Monta de fábrica sistemas tan importantes como el ABS o los controles de tracción (ASR) o estabilidad (ESP), apuntándose el modelo alemán un tanto en este sentido frente a competidores que los ofrecen como opción. Su precio arranca en los 20.504 euros.

Galería de imágenes del Volkswagen Crafter:

Ver galeria (15 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta