Puede parecer que aún fue ayer, pero ya han pasado tres años desde que se lanzó  el Golf Sportsvan 2014, un Golf con enfoque de monovolumen compacto. Cuenta cn más espacio y más funcional), con buenas acabados y que puede ir más equipado (de ahí que sea tanbién de los más caros del segmento). Aprovechando la llegada al mercado del Golf 2017, también se actualiza esta variante, el Volkswagen Golf Sportsvan 2018.

Las medidas parecen muy similares a las del modelo anterior (4,34 metros de longitud). Y hay muy pocos cambios estéticos. Se renuevan los paragolpes delanteros y traseros y los acabados más altos podrán contar con ópticas Full LED (con idéntica tecnología en los pilotos posteriores). Poco más, aparte de que cuenta con cinco nuevos diseños de llantas, de 16 a 18 pulgadas y un nuevo color para su carrocería (el Cranberry Red de las imágenes).

El interior, para cinco ocupantes (sigue sin contar con opción de siete plazas, para eso está el Touran 2015 en la gama), renueva algunos materiales decorativos y las tapicerías. Mantiene su maletero de 498 litros de capacidad, que pueden llegar a los 605 echando hacia delante las plazas traseras (se coloca así cerca del Golf Variant 2017, que cubica 620 litros.

Las novedades de esta renovación son sobre todo tecnológicas (lo analizamos en el apartado de equipamiento. Pretende así acercarse a rivales como el BMW Serie 2 Active Tourer o el Mercedes Clase B… al tiempo que se desmarca de generalistas como el Ford C-Max 2015, Renault Scenic 2016 o Kia Carens 2017.

Volkswagen Golf Sportsvan 2018. Motores

La marca ya ha confirmado que la gama mecánica constará de tres nuevos motores de gasolina TSI y dos diésel, con mejores prestaciones y menos consumo que antes.

Por ahora no hay confirmación, pero si tenemos en cuenta que dos de los bloques de gasolina  disponen de sistema de desconexión de cilindros, deberían ser el 1.0 de 115 CV tricilíndrico y los 1.5 TSI EVO de 130 y 150 CV (que ya monta el Golf). Quienes prefieran el diésel pueden optar por los 1.6 TDI de 116 CV y el 2.0 TDI de 150 CV. Como ocurre actualmente, la transmisión automática de doble embrague DSG puede ligarse a casi todas las mecánicas.

Volkswagen Golf Sportsvan 2018. Equipamiento

En su habitáculo, la vista se dirigirá al sistema de infoentretenimiento y navegación, sobre todo si se trata del Discover Pro con una pantalla táctil de 9,2 pulgadas y control gestual, un rendimiento y unos gráficos mejorados, cinco botones táctiles capacitivos y la aplicación Media Control. Es opcional y puede conectarse móviles o tablets a ella. También con estos dispositivos pueden controlarse algunas funciones del coche si se instala la aplicación Media Control de la marca.

No faltarán tampoco nuevos sistemas de ayuda a la conducción, como el frenado automático con reconocimiento de peatones, el asistente de conducción en atascos Traffic Jam Assist, la alerta en caso de cansancio del conductor o el asistente de aparcamiento o de remolque.

Fuente: Volkswagen
Galería de fotos:

Ver galeria (14 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta