Durante el pasado Salón de Ginebra debutaba el Opel Insignia Grand Sport, la nueva generación de la berlina alemana. Respecto al anterior Insignia 2014 hay muchos cambios significativos, además de su nueva denominación. Hemos podido comprobarlo de primera mano poniéndonos a los mandos de este modelo, que está llamado a ser el buque insignia de la marca (valga la redundancia) y que llega al mercado en junio.

En primer lugar hay que decir que además de este Opel Insignia Grand Sport que vamos a probar, la gama cuenta con otras dos versiones. Por un lado está la carrocería familiar Insignia Sports Tourer, el cuál pudimos ver en persona, y el campero Insignia Country Tourer, que llegará para octubre. Las tres variantes se asientan sobre la nueva plataforma Epsilon II, que ha conseguido reducir su peso hasta 175 kg en la berlina y hasta 200 kg en el familiar.

La segunda generación de este heredero de los Kapitan, Admiral y Diplomat busca ser igual o más exitosa que la primera. La fórmula sigue siendo tener un producto muy completo, con un diseño deportivo y atemporal, con buena reputación y una tecnología completa, así como una gama de motores completa. La berlina de 5 puertas de primera generación tenía una cuota del 70% frente a solo un 10% de la berlina de 4 puertas (20% para el familiar), por ello se ha decidido eliminar esta carrocería minoritaria.Os dejamos pues, con el resumen de la prueba y nuestra opinión:

Exterior

Para comenzar a hablar del Opel Insignia Grand Sport tenemos que pararnos y retroceder en el tiempo hasta 2013, momento en el que fue presentado el prototipo Opel Monza. Este llamativo concept es el que ha marcado el lenguaje de diseño de la nueva berlina y que destaca por su silueta afilada. Su deportividad y dinamismo han conseguido una aerodinámica notable, con un coeficiente de 0,26 Cx es uno de los mejores del segmento en este aspecto.

Si lo miramos de frente destaca por un morro colocado bastante abajo. La parrilla delantera cuenta con unas dimensiones considerables y esta surcada por dos listones horizontales cromados que flanquean el logotipo del rayo. A ambos lados se encuentran los dos estrechos faros delanteros, que pueden ser LED y que cuentan con una firma luminosa bastante reconocible. En la parte inferior están las luces antiniebla en las esquinas del paragolpes.

La línea lateral es bastante dinámica y limpia, da la sensación de que el Insignia Grand Sport es un coche largo. Y no es solo sensación es que la nueva generación ha crecido hasta los 4,9 metros de largo, 1,86 metros de ancho y 1,45 metros de alto (5,5 cm más largo y 2,9 cm más bajo que el anterior. A esto hay que sumar que la distancia entre ejes se extiende hasta los 2,83 metros (9,2 cm más), acrecentando el la impresión de longitud en el perfil.

La zaga está marcada por la caída del techo y característica forma del pilar C, acentuada por los marcos de las ventanillas cromados. Las líneas aquí siguen siendo dinámicas y horizontales, dando la sensación de anchura. Cuenta con unos nuevos pilotos traseros con forma de doble ala, aunque no encontraremos la tercera luz de freno a simple vista, ya que está en la línea del techo. En la parte baja el paragolpes se ensancha.

Interior

En el interior del Opel Insigna Grand Sport se aplica el mismo patrón que ya vimos en el nuevo Astra y que parece haberles funcionado. El objetivo era rediseñar esos antiguos habitáculos plagados de botones y lo han conseguido gracias a la pantalla táctil que predomina en la consola central. Todo está ligeramente orientado al conductor y está dividido en cuatro estratos. Arriba la pantalla para la multimedia, por debajo una botonera para la radio, más abajo con controles de la climatización y en la zona de la palanca de cambios los parámetros que afectan a la conducción.

Cabe destacar que la primera sensación que nos da es que estamos en un interior refinado y tecnológico. De serie ya cuenta con el sistema multimedia IntelliLink 4.0 y la pantalla de 7 pulgadas (opcionalmente tenemos el RF900 con pantalla de 8 pulgadas). Pero si levantamos la vista, a través del volante vislumbramos una instrumentación mitad analógica y mitad digital con una pantalla a color de 4,2 pulgadas que nos ofrece bastantes opciones y hasta Head Up Display.

Aunque Opel sea una marca generalista, con este Insignia quiere comerles un poco de terreno a los premium. Por ello el Insignia Grand Sport cuenta con una calidad percibida bastante buena, con buenos ajustes y materiales agradables. La otra clave es la democratización de algunos elementos que son muy caros en los premium y muchas veces no accesibles en los generalistas, como veremos en el apartado de equipamiento.

Las nuevas dimensiones del Opel Insignia Grand Sport conlleva a que sea más grande también por dentro. Las plazas delanteras son muy amplias y cómodas (aún más si optamos por los asientos Wellness opcionales). Los asientos traseros cuentan con 8 mm más de espacio para la cabeza y 25 mm más para las piernas, aunque la plaza central es bastante justa por anchura y por el prominente túnel de transmisión.

Maletero

El maletero de esta berlina está a la altura y se sitúa en la media del segmento. Ofrece 490 litros de capacidad (frente a los 560 litros del familiar) y cuenta con la ventaja de tener unas formas muy aprovechables. El acceso también será de lo más cómodo gracias a la apertura del portón (que opcionalmente puede hacerse pasando el pie por debajo del paragolpes), aunque la boca de carga queda algo alta.

En el caso de que necesitemos más espacio bastará con abatir los asientos traseros en tres partes (40:20:40) para tener una capacidad de 1.450 litros. Opcionalmente se puede escoger el paquete FlexOrganizer para tener toda la carga del maletero dividida y ordenada.

Equipamiento

El equipamiento del Opel Insignia Grand Sport es uno de los puntos destacados del modelo por dos cosas, es bastante completo de serie y puede ser sobresaliente invirtiendo algo de dinero. En nuestro país se comercializa con dos acabados diferentes: Selective y Excellence. El más básico ya incluye cosas como llantas de 17 pulgadas, sistema IntelliLink 4.0 con pantalla de 7 pulgadas, climatizador bizona u Opel OnStar, que estrena funciones como la reserva de hoteles y aparcamientos.

También de serie en este modelo es el sistema Opel Eye, que mejora notablemente la seguridad incluyendo alerta de colisión frontal con detección de peatones, alerta de cambio involuntario de carril y es capaz de decirte a cuantos segundos está el vehículo que va por delante. Escogiendo el acabado Excellence sumaremos algunos elementos como los sensores de luz y lluvia, asistente de aparcamiento delantero y trasero o los faros matriciales Intellilux LED, que son más avanzados con 32 elementos en lugar de los 16 del anterior).

Pero como decíamos antes, el Insignia Grand Sport puede ser realmente completo si tiramos de equipamiento opcional. Como puntos destacados que llevaba nuestra unidad de pruebas, podemos nombrar el sistema Head Up Display (a color y personalizable) o los asientos Wellness (con certificación AGR, 18 posiciones, memoria, calefactables, ventilados y con masaje). En la mayoría de casos estos elementos no son tan caros como en los premium, por ejemplo los faros Intellilux LED cuestan unos 1.200 euros y en otras marcas no bajarán de los 2.000 euros.

Otro acabado que es novedad y que llegará dentro de poco es el Exclusive. Supone un nuevo nivel de personalización que da al cliente opciones prácticamente ilimitadas. Ofrece 15 colores predeterminados, pero el cliente puede seleccionar cualquier tono y Opel lo plasmará en su coche. También se podrán personalizar las llantas y otros elementos exteriores o la tapicería del interior. La intención de la marca es que los clientes configuren sus coches digitalmente con imágenes en 4K y realidad aumentada.

Motor

La gama de motores del Opel Insignia Grand Sport es muy amplia, por lo que cubrirá las necesidades de la mayoría de clientes. Sus mecánicas turboalimentadas de cuatro cilindros en diésel y en gasolina van desde los 110 hasta los 260 CV y también habrá novedades en las transmisiones. Empezando por los diésel están el 1.6 CDTi con 110 y 136 CV (el último con opción a cambio automático de seis velocidades) y el 2.0 CDTi con 170 CV y opción a tracción total y al nuevo cambio automático de ocho relaciones.

Por la parte de los gasolina aparece el nuevo 1.5 Turbo que puede elegirse con 140 o 165 CV, teniendo el más potente opción a cambio automático de seis velocidades. El tope de gama se trata del 2.0 Turbo de 260 CV que va ligado obligatoriamente a la transmisión automática de ocho marchas y a la tracción total Twinster AWD, que cuenta con reparto vectorial del par y varios modos de conducción.

Durante la toma de contacto probamos el 1.5 Turbo de 165 CV ligado al cambio manual de seis velocidades. El paradigma en Opel hasta ahora era que vendían el 95% de los Insignia con motor diésel. Con la generación actual quieren que la gasolina tome algo más de protagonismo y pase del 5% que tenía antes a un 20% de las ventas. Nuestra mecánica será una opción bastante equilibrada capaz de acelerar de acelerar de 0 a 100 km/h en 8,9 segundos, con una velocidad máxima de 222 km/h y un consumo homologado de 6,0 l/100km.

Comportamiento

Como decía, vamos a centrarnos en el comportamiento del Opel Insignia Grand Sport 1.5 Turbo de 165 CV, la principal novedad de la gama. Tengo que decir que venía de probar el diésel 1.6 CDTi de 136 CV y al subirme al gasolina el cambio fue bastante radical y muy satisfactorio. Esta mecánica destaca por su refinamiento, sin que haya apenas vibraciones ni ruidos que se filtren al interior. Aunque rápidamente nos damos cuenta que eso también es gracias al buen trabajo de insonorización, que queda patente en marcha.

La entrega de potencia se hace de forma lineal y es muy aprovechable, destacando sobre todo a medio régimen. Para ser un gasolina empuja bien incluso en la parte baja del cuentarevoluciones, aunque tendremos que jugar con el cambio para obtener el máximo rendimiento. La caja manual de seis velocidades tiene un tacto correcto, pero no tiene un enfoque deportivo y tampoco cuenta con una precisión destacable.

Aunque la puesta a punto del chasis en general sí que nos ha convencido. Se nota la rebaja de peso que ha introducido la nueva plataforma (este 1.5 Turbo manual pesa poco más de 1.400 kg). No es que sea un coche demasiado dinámico, pero sí que se muestra bastante más ágil que antes. En ciudad lo limitan sus dimensiones exteriores, pero se mueve con soltura, al igual que en tramos revirados que responde adecuadamente.

La suspensión tiene un tarado que busca la comodidad por encima de todo. Pueden llegar a ser algo blandas en algunas situaciones, aunque no lo acusaremos en exceso. La dirección fue un punto que me gustó bastante desde el principio, pues venía del 1.6 CDTi en el que era más esponjosa y menos comunicativa. Algunas versiones se beneficiarán del chasis FlexRide con los modos de conducción Tour, Normal y Sport; que ayudarán a adaptarse a diferentes situaciones.

Opinión coches.com

En definitiva, con la segunda generación el Opel Insignia Grand Sport ha cambiado en algo más que en el nombre. Su nuevo lenguaje de diseño inspirado en el prototipo Monza le da un toque deportivo que lo hace parecer bastante más atractivo que su antecesor. El rediseño de su interior lo hace más accesible gracias a la reducción del número de botones y las mayores dimensiones ayudan a que la habitabilidad sea notable en la berlina.

Se acerca peligrosamente a los premium por ofrecer un equipamiento muy completo y con algunos elementos destacados como los faros Intellilux LED o el HUD. La gama de motores también es bastante completa con múltiples opciones turbolimentadas de cuatro cilindros. Aunque la toma de contacto ha sido breve, nos quedamos con el comportamiento del 1.5 Turbo de 165 CV y con su buena relación calidad-precio.

Opel Insignia Grand Sport 1.5 Turbo 165 CV
7.5 Nota
Lo mejor
  • Tecnología y equipamiento
  • Gama de motores amplia
  • Respuesta del 1.5 Turbo 165 CV
Lo peor
  • Plazas traseras algo justas
  • Cambio automático de 8 velocidades solo en mecánicas más potentes
Diseño7.5
Habitabilidad7
Acabados7.5
Maletero7.5
Equipamiento8
Motor8
Comportamiento7.5
Calidad Precio7

Galería de fotos:

Ver galeria (37 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta