Logo de Noticias Coches
Skoda Fabia 2022 prueba – 37.9
Prueba
Luis Ramos Penabad

Skoda Fabia 2022, a prueba: ¿justifica la subida de precio?

El año 2021 ha sido muy importante en Skoda. Se ha renovado el Kodiaq, su buque insignia, al tiempo que han lanzado el Enyaq, su primer vehículo 100 % eléctrico. Y el año remata con la esperada renovación del Karoq y el nuevo Skoda Fabia 2022.

Se trata de la cuarta generación del utilitario, que llega en un momento muy dulce para la marca. A nivel global han conseguido aumentar su facturación y su rentabilidad alcanza el 6,8 %, lo que la convierte en la más rentable del Grupo Volkswagen dentro de las generalistas. Esto le ha llevado a ser los responsables de llevar la plataforma MQB A0 al resto del mundo (empezando con el Slavia).

Pero volvamos al Skoda Fabia. Un modelo del que la marca ha vendido, hasta el momento, 4,5 millones de unidades. El segundo más vendido de su historia, solamente por detrás del Octavia. Y un modelo que cobra más importancia si cabe en España.

Y es que en nuestro país siempre ha sido el más vendido de la marca, si bien ahora está por detrás de Kamiq y Karoq. Hemos tenido un primer contacto con él para ver si con la nueva plataforma está a la altura de sus rivales del segmento.

Exterior

El Fabia crece respecto a la generación anterior. Se va hasta los 4.102 mm de longitud (310 mm más), por 1.780 mm de ancho (48 mm más) y 1.459 mm de alto. Eso hace que su silueta sea más alargada y que se vea “más coche” que antes.

Apreciamos detalles nuevos, como las líneas en el capó mucho más marcadas o la parrilla, que sigue la imagen de otros modelos y que estrena nuevas entradas de aire, más anchas.

En el lateral hay llantas de hasta 17 pulgadas (como en la unidad de pruebas) y, en la parte baja de las puertas hay una forma triangular que quiere recordar a la bandera checa. Nos cuentan que se busca conquistar a un cliente más joven y que por eso estrena dos colores nuevos, un naranja y el gris grafito que puedes ver en las imágenes. Hay hasta 23 combinaciones de colores, si contamos las que mezclan el techo negro.

En la zaga hay rasgos de muchas tendencias actuales, como el énfasis en las líneas horizontales para resaltar la anchura. Observamos también un alerón trasero en la parte superior y un nuevo diseño en los faros traseros, con tecnología LED.

Interior

El interior del Fabia nos recordó mucho al del Kamiq que probamos. No tiene tanto espacio, pero ojo, que dentro de los coches de su tamaño destaca en ambas filas.

Con el acabado Sport de la unidad que probamos predominan los tonos oscuros. Y hay elementos muy cuidados. Lo primero que me llamó la atención fue la pieza de piel vuelta en el salpicadero, con pespuntes en contraste, bajo una pieza metálica.

Novedosas también las molduras en las puertas (donde vemos unos tiradores como los que vimos en el Octavia) o los marcos cromados en las salidas redondas de los aireadores. Incluso la visera del cuadro de instrumentos cuenta con las inscripciones Fabia en los laterales. Cierto que es un coche práctico, como la generación previa, pero ahora busca ofrecer algo más.

Hay también tecnología. En esta unidad, una pantalla de 9,2 pulgadas con el sistema de infoentretenimiento MiB III y conectividad total con el móvil, que incluso puede descansar, como en la unidad probada, en una zona de carga inalábrica ante el selector del cambio.

El cuadro de instrumentos puede ser digital (una pantalla de 10,25 pulgadas como nuestra unidad) o contar con volante térmico de cuero. Los asientos me han parecido cómodos, además de sujetar convenientemente el cuerpo. Y no faltan huecos para dejar objetos. Además de los habituales, un par de reposabebidas (extraíble) al lado del freno de mano y un cofre entre los asientos.

Posiblemente sea el mejor de los utilitarios para llevar personas adultas detrás. Hay suficiente espacio para las piernas (yo mido 1,80 metros y era más que de sobra), como para la cabeza, incluso con el techo solar que roba algo de espacio. Para tres no es bueno, como ninguno de la categoría, a pesar de destacar en anchura. El asiento es más duro y va algo más alto, además de tener un túnel central bastante prominente.

Cuentan esas plazas, eso sí, con salidas de aire posteriores y, además de revisteros en los respaldos de los asientos traseros, con otro espacio para el móvil. No tenía tomas USB-C, pero puede contar con ellas (además de con un espacio sobre el túnel central, dentro de las soluciones Simply Clever de la marca).

Maletero

Siempre lo decimos y, una vez más, Skoda lo cumple. Los checos son especialistas en estirar las plataformas y conseguir los espacios de carga mayores de cada segmento en el que están presentes. Lo han vuelto a hacer. Los 380 litros de capacidad del maletero de Skoda Fabia son referente entre los utilitarios. El del Seat Ibiza, por ejemplo, se queda en 355 litros.

Es un espacio con bastante altura, con la posibilidad (no contaba nuestra unidad con ello) de tener una bandeja que colocar a dos alturas diferentes. Bajo él hay un espacio donde es posible llevar una rueda de repuesto. No faltan detalles prácticos como ganchos para fijar la carga, perchas o bandas elásticas en los laterales.

Puedes, además, abatir los respaldos de los asientos traseros, divididos en dos partes asimétricas, para conseguir un espacio de 1.190 litros de capacidad.  

Equipamiento y precios

El Skoda Fabia llega muy completo. Desde el nivel de acabado más sencillo, denominado Active, incluye faros EcoLED, luces de encendido automático y ayudas a la conducción como el asistente al arranque en pendiente, alerta y asistente de cambio de carril, aviso pre-colisión o el sistema de frenada en ciudad.

En el interior encontramos elementos como el volante multifunción, aire acondicionado, elevalunas eléctricos delanteros, ordenador de viaje o el equipo multimedia con pantalla de 6,5 pulgadas, radio DAB y Bluetooth

Por encima se sitúa el acabado Ambition, el más demandado, con llantas de 15 pulgadas, faros traseros con LED y dentro ventanillas traseras eléctricas, y radio Bolero con smartlink y cámara de visión posterior. Supone pagar 1.200 euros más, merece la pena.

Si quieres algo más refinado, con el interior más cuidado, climatizador, acceso sin llave o el virtual cockpit, entre otros tienes el acabado Style. Son 1.400 euros más que el anterior. Y el mismo sobreprecio tiene el Sport, el acabado más deportivo y al que correspondía nuestra unidad de pruebas, con llantas de 16 o 17 pulgadas o el techo solar.

Durante el lanzamiento (el modelo ya está disponible en los concesionarios) se incluyen algunos elementos en cada terminación. Y debido a la crisis de semiconductores se está ofreciendo el acabado Emotion, con una serie de equipamiento no afectado por esta falta de suministro y que permite la entrega del coche sin demora. En el segundo trimestre de 2022 se suma a la gama el acabado Montecarlo.

Los precios parten de 11.990 euros (incluyendo la financiación) que se quedan en 16.100 en el caso de la unidad probada. Recuerda que puedes encontrar ofertas del Skoda Fabia en nuestra sección de coches nuevos, publicadas por concesionarios oficiales de la marca.

Motor

Como ya es habitual en su categoría, los motores disponibles son todos de gasolina. Todas las que se ofertan en Europa, salvo la de 65 CV que no se vendía nada en España.

Las potencias oscilan entre 80 y 110 CV para los motores de tres cilindros, con el de cuatro cilindros y 150 CV que se suma a la oferta en 2022:   

Motor

Potencia

Cambio

1.0 MPI EVO

80 CV

Man 5 vel.

1.0 TSI EVO

95 CV

Man. 5 vel.

1.0 TSI EVO

110 CV

Man. 6 vel. / DSG 7

1.5 TSI EVO

150 CV

DSG 7

Hasta la llegada del propulsor de cuatro cilindros, se trata del más potente de la gama. Se asocia en este caso al cambio DSG de doble embrague con siete relaciones. Se trata de una combinación que conocimos en otros modelos del Grupo, con en nuestra prueba del Seat Arona.

Con él bajo el capó el Skoda Fabia tiene unas prestaciones interesantes. Es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 9,9 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 205 km/h. En cuanto a consumos, homologa 5,6 l/100 km en el ciclo combinado WLTP, con unas emisiones de 127 g/km de CO2.

Comportamiento

Ya van cuatro generaciones de Skoda Fabia en rallyes, desde 2003 en concreto… pero el utilitario está lejos de eso. Continúa siendo un coche fácil de llevar en ciudad, si bien me parece que no es tan ágil como la anterior versión. Me moví bastante en entornos urbanos (padeciendo algún atasco, además) y puede que el aumento de cotas le haya hecho “aburguesarse” un poco.

Ojo, que esto no es malo. A cambio ha ganado mucho aplomo en vías rápidas, que era justo lo que le achacábamos en la prueba de la anterior generación “puede que no tenga la buena pisada de los Ibiza o Polo, del mismo grupo”. Ahora se mueve bien a velocidades altas, con más sensación de seguridad.

El conjunto de motor y caja de cambios que llevamos no será el más demandado. Pero es un acierto elegirlo si buscas confort de uso y ganar velocidad de manera tranquila. Porque a pesar de que el coche cuenta con potencia de sobra, el cambio DSG tiende a hacer los cambios pausadamente. Siempre puedes usar la palanca en el modo manual si quieres llevar las revoluciones algo más arriba.

Tiene una puesta a punto de las suspensiones muy equilibrada. Porque en ningún momento resulta incómoda, pero da confianza a la hora de afrontar una zona de curvas de manera animada, porque el coche se mantiene firme incluso al enlazar un giro con otro, como entrando y saliendo de una rotonda de manera animada. No hay apenas balanceos y responde de manera noble.

Esperaremos a analizar a fondo sus consumos cuando lo probemos más detenidamente. En este primer contacto, con mucha zona urbana y atascos, la cifra que marcaba el ordenador de a bordo se fue a los 7,3 l/100 km. Tampoco se aleja de los datos que da la marca: con el cambio DSG homologa medio litro más que con el manual y a velocidad baja homologa 7,6 l/100. Cuando tengamos una unidad una semana los mediremos más en detalle.

Opinión coches.com

El Skoda Fabia se pone a la altura de Ibiza y Polo en cuanto a ingeniería y tecnología. No sólo se ve más coche, sino que se siente al conducirlo, sobre todo en vía rápidas, donde es mucho más confortable y seguro que antaño. Pierde algo de agilidad, de acuerdo, pero no me parece que eso defraude a muchos compradores.

Llega en un momento en que la marca va como un tiro en nuestro mercado. Crece seis veces por encima del mercado y su cuota es ya del 3,3 %, cuando en 2019 (el último ejercicio “normal”, apenas era del 2,4 %).

Le podemos achacar que, como sus primos de Seat y Volkswagen, no tenga versiones electrificadas con etiqueta ECO. Toca esperar. También sube de precio, algo que la marca explicó: En un acabado  Ambition con motor de 95 CV se encarece 1.500 euros. 600 debido al cambio de plataforma, 850 por el mayor equipamiento y 350 por el encarecimiento de las materias primas. Aún así, es 2.200 euros más económico que un Skoda Scala, una interesante opción si quieres algo más

Lo que no pierde es su practicidad. Notable en espacio y en maletero, puede contar con más de 40 soluciones simply clever de esas que no entendemos por qué no se extienden a otras marcas.

Skoda Fabia 1.0 TSI 110 CV DSG Sport
7.9Nota
Lo mejor
  • Mejora mucho en confort de marcha
  • No renuncia a amplitud y practicidad
  • Cuidado por el detalle y materiales interiores
Lo peor
  • Pierde algo de agilidad en ciudad
  • Sin versiones ECO
  • Consumo con cambio automático mayor
Diseño7.5
Habitabilidad8
Acabados8
Maletero8.5
Equipamiento8
Motor7.5
Comportamiento7.5
Calidad Precio8

Galería de fotos:

  • Skoda
  • Skoda Fabia
  • urbano