Sergio Marchionne, Consejero Delegado de Fiat Group, y Vadim Shvetsov, Consejero Delegado de Sollyers, ya han firmado la Carta de Intenciones, primer paso para la creación de esta alianza italo-rusa, en la que también ha estado presente Vladimir Putin, Primer Ministro de Rusia.

fiatysollersEl acuerdo contempla la fabricación de 500.000 vehículos anuales a partir de 2016, de los que al menos un 10% se destinarán a la exportación. Por su parte, en el mercado ruso se fabricarán nueve modelos nuevos (pertenecientes al segmento C y D, además de SUV), seis de los cuales se producirán sobre una nueva plataforma global Fiat-Chrysler.

Para Sergio Marchionne, “esta asociación se engloba dentro de la estrategia de internacionalización de Fiat y Chrysler, que nos permitirá, al mismo tiempo, revalorizar el know-how de nuestras empresas, expandir nuestra presencia geográfica, aumentar la oferta de productos y reducir costes.”

El proyecto Fiat/ Sollers se desarrollará en una planta ubicada en Naberezhnye Chelny, que se encuentra a 1.000 Km al este de Moscú, en la República de Tatarstán. Por su parte, la actual planta de Sollers, también en Naberezhnye Chelny, renovará sus instalaciones además de contar con un nuevo parque tecnológico para la fabricación de componentes. Las condiciones de la nueva joint venture contemplan que al menos un 50% de los componentes, incluyendo motores y cambios, se fabriquen en Rusia. Un nuevo Centro Técnico de Ingeniería se encargará del desarrollo y la adecuación técnica de los vehículos para el mercado local.

Para todo ello, ambas empresas esperan el apoyo del Gobierno ruso con préstamos preferenciales de 2.400 millones de euros.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta