Nuevos tiempos corren tras las rejas de las prisiones. Y es que el pasado martes ocurrió algo novedoso, un examen de conducir dentro de un centro penitenciario. ¿No es algo fuera de lo común? Se trata de un examen teórico piloto que se celebró en la Prisión de Ocaña (Toledo). Aunque esto no se queda aquí porque a partir de ahora otros quince centros penitenciarios se suman a esta iniciativa. Para ello ya se han puesto las pilas y se están impartiendo clases teóricas en diversos centros: Albolote (Granada), Madrid I, Arrecife (Lanzarote), Ávila, Burgos, Castellón, Córdoba, Huelva, Bonxe (Lugo), Nanclares (Álava), Ocaña II, Orense, Topas (Salamanca), Valladolid y Villabona (Asturias).

Este hecho novedoso se extenderá en los 69 centros restantes. Pero, ¿cómo se ha llegado hasta aquí? ¿De dónde ha surgido la idea? Para llegar a este punto se ha debido de firmar un acuerdo entre el organismo estatal y la CNAE (Confederación Nacional de Autoescuelas). El objetivo principal es que los presos dispongan de carnet de conducir al quedar en libertad. De este modo se intentan evitar diversos problemas. Hay que tener cuenta que estadísticamente se afirma que previa a la entrada en prisión, el 77.7% conducía de manera regular. De los que el 31.4% no disponía de carnet.

El proceso a seguir será el siguiente: tanto profesores como examinadores se desplazarán hasta los centros penitenciarios. La realización de los exámenes se celebrarán de manera regular. Mientras que la parte práctica (entrenamiento y examen), se realizará en las calles de las correspondientes ciudades.

Ante las posibles exclamaciones de los ciudadanos, los organismos competentes han querido dejar claro que, sólo se permitirán dichas salidas si no existen riesgos. Además de que el preso iría acompañado por un agente de la ley.

Si os estáis preguntando quién será el encargado de costear estos exámenes, no ha quedado del todo claro. Lo único que se ha comentado es que los reclusos con escasos recursos recibirán una subvención. Quizá este sea uno de los puntos más criticables de esta iniciativa, sobre todo en época de crisis. Tiempo al tiempo.

Vía: Diariomotor

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta