Puede parecer una tontería, pero mirar por el retrovisor antes de salir del coche puede salvar vidas, sobre todo de ciclistas. Se trata de un accidente tan común que ha sido bautizado como dooring. Hace unos meses, las 250 bicicletas públicas de Londres fueron equipadas con un innovador sistema llamado Blaze Laserlight. El artilugio, pionero hasta el momento, proyecta en el suelo la imagen de una bicicleta a cinco metros de distancia, con el objetivo de que estas sean reconocidas con mayor facilidad por un conductor y evitar una posible colisión.

Precisamente en esto fue en lo que pensó Michael Charney, un médico retirado de Massachusetts que ha comenzado una campaña que promueve el Dutch Reach, una técnica en la que el conductor abre la puerta con su mano derecha en vez de la izquierda, lo que le obliga a girarse y mirar por encima de su hombro para comprobar que es seguro hacerlo. Aunque también es efectivo mirar por el retrovisor, y quizá más habitual. Estas recomendaciones no sólo se extienden a conductores de vehículos de cuatro ruedas: los ciclistas y motoristas también deben evitar aproximarse demasiado a los coches estacionados (también a los que están circulando).

En las plazas traseras esta técnica es aún más importante ya que no hay retrovisores por los que mirar. También es recomendable no salir nunca por el lado contiguo a un carril por el que circulen coches (menos aún sacar a niños, como es habitual ver en las puertas de los colegios).

En Los Países Bajos esta práctica es obligatoria en los examenes de conducir, y por ende en la conducción habitual. Charney espera que esta técnica se extienda a Estados Unidos, y por qué no, también a otros países de Europa. Se treta de un gesto simple que, una vez asimilado se convierta en hábito, ya que abrir la puerta sin mirar no sólo puede causar daños en nuestro coche, sino provocar un accidente en el que otra persona resulte gravemente herida. Así que ya sabes, a partir de ahora abre el coche a la holandesa.

Vía: Outside

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta