Traemos uno de esos vídeos que seguro que te hacen pensar que los milagros sí que existen. En esta ocasión se trata de un  camión que ha sido arroyado por un tren en Utah. Sorprendentemente (y afortunadamente) no ha habido ningún herido de gravedad.

En el vídeo podemos observar como todos los coches pasan tranquilamente por el paso del tren, ya que en principio la barrera no está bajada. Se ve que el fallo de alerta automática del tren ha sido provocado por la nieve y las malas condiciones meteorológicas:

El camión accidentado pertenece a la compañía de correos FedEx. De hecho, si nos fijamos bien en el momento de la colisión podemos ver claramente cómo decenas de paquetes salen disparados.

Después de la colisión el camión derrapa levemente y se intenta incorporar. Por suerte los cuerpos de seguridad se encontraban en el lugar de loe hechos y casi de manera inmediata acuden al rescate del conductor.

Quizá lo más curioso del vídeo es que segundos después de que se haya producido la colisión se bajen las dos barreras de seguridad. ¿Algo tarde no? Afortunadamente solo se trato de un golpe, y tanto el conductor del tren como el conductor del camión están bien.

Aquí otro accidente que se da más o menos en las mismas circunstancias, aunque en está ocasión el sistema de seguridad sí funcionaba (vemos que el semáforo está en rojo, a pesar de que no haya barrera de seguridad).

También nos puede llamar la atención la dureza que tiene el camión, ya que el golpe del tren no parece damnificar tanto la estructura, ya que solo se rompe por la parte del golpe. Otra diferencia de este vídeo respecto al anterior es que podemos ver a los pasajeros sorprendidos por lo que acaba de pasar.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta