El mes de enero supone una prueba de fuego para las economías domésticas. Para muchos es el momento de revisar los gastos fijos, como la póliza del seguro, y encontrar soluciones que les permitan ahorrar. Si un conductor joven tiene en cuenta estos diez aspectos, le ayudará en la elección de su póliza y pues puede ahorrarse hasta un 50% del seguro.

Perfil del asegurado joven.

Las compañías calculan que los jóvenes entre 18 y 25 años tienen un mayor riesgo de sufrir accidentes en carretera en función de los datos de siniestralidad actuales. Además los hombres, frente a las mujeres presentan precios más elevados en sus primas al considerarse un grupo de mayor riesgo.

Elegir un coche menos potente

Las compañías aseguradoras consideran que el riesgo de accidente aumenta con un coche más potente. Al final lo más sencillo a la hora de empezar es contar con un coche de segunda mano que permita otras opciones de seguro.

Comparar precios es la clave del ahorro

Hoy en día algunas compañías ya cuentan con productos específicos para conductores jóvenes o sin experiencia. Dependiendo de las características concretas de cada asegurado, la compañía ofrecerá una prima u otra por lo que a veces la diferencia de precio puede alcanzar hasta un 50%. Los comparadores online te permiten encontrar el seguro adecuado de forma rápida y fiable.

Póliza a terceros ampliada

De los tipos de póliza que existen en el mercado, la más recomendada para conductores noveles, con un coche de hasta 4 años de antigüedad, es la póliza a terceros con algunas coberturas adicionales, frente a pólizas de “todo riesgo” o “todo riesgo ampliadas” que encarecen el precio del seguro y son rentables cuando el coche es nuevo.

La franquicia disminuye el precio

Tanto para conductores jóvenes, como para experimentados. El pago de franquicia ahorra al asegurado una parte importante del precio de la póliza. En contraprestación el conductor se hará cargo de abonar una cantidad fija en el caso de siniestro y el resto lo pagará la compañía.

Seleccionar la forma de pago

Al igual que en otros sectores, el mundo del seguro es cada vez más flexible en cuanto a modalidades de pago. Hoy en día hay muchas opciones para pagar la prima del seguro: anual, trimestral, semestral e incluso mes a mes.

La precaución sale más barata

Hay muchas conductas que ayudan a reducir el precio de la póliza ya que las aseguradoras consideran que reducen el riesgo. Estas medidas pueden ir desde aparcar el coche en un garaje, hasta equiparlo con una alarma antirrobo. Son medidas que te pueden ahorrar unos euros.

Obligatoriedad del seguro

La ley marca la obligatoriedad de contar con un seguro de responsabilidad civil. En caso de que ninguna compañía acepte las condiciones del conductor es importante saber que el Consorcio de Compensación de Seguros nos puede asegurar sólo para este tipo de póliza.

Ser un buen conductor

No dar partes y evitar conductas de riesgo al volante ayuda a reducir el precio del seguro y a obtener bonificaciones. Hay compañías que ofrecen pólizas especiales para jóvenes en función del uso que den al vehículo, o que limitan el uso del coche a ciertos tramos horarios para ofrecer ventajas.

Evitar “tunear” tu coche

Como con los coches potentes, los coches “tuneados” hacen que el precio de la póliza aumente. Evita añadir a tu coche cualquier accesorio que no venga “de serie”, salvo que sea para mejorar la seguridad como, por ejemplo, una alarma antirrobo.

Vía | Rastreator.com

2 COMENTARIOS

  1. Una buena opción para optar por un ahorro inteligente es buscar el mejor producto a través de un comparador de Seguros como: (enlace borrado). Además de comparar con más de 15 compañias observamos todos los productos de cada una de ellas y sus coberturas. Nos ofrece también un consejero que según nuestro perfil nos indica cuál es el producto que más se ajusta a nuestra necesidades.

    Saludos!

Deja una respuesta