Comprar un coche de ocasión o de segunda mano resulta ser una tarea mucho más complicada que comprar un coche nuevo, ya que entran en juego varios aspectos delicados que tenemos que conocer.

Cuando decides adquirir un coche de segunda mano puedes haber tomado esa decisión por muchos motivos pero fundamentalmente el tema del precio es el principal en la mayor parte de los casos.

Normalmente la primera opción cuando quieres comprar un coche usado, es comprarlo directamente en un concesionario o centro multimarca .

Lo primero que tienes que saber es la garantía que te corresponde en cualquiera de los casos; Si hablamos de un  concesionario, este por ley estará obligado a darte un año de garantía, si hablamos de un kilometro cero dependerá de si está matriculado o no lo está, pero en cualquier caso la garantía que te corresponderá será la que ofrezca el fabricante empezando a contar desde el momento de su matriculación.

Por otro lado, si compras el coche a un particular has de saber que no tienen obligación de darte garantía y solo el vendedor, tendrá que responder ante los llamados vicios ocultos, es decir averías que ya tenga el coche en su momento de venta, pero pocas veces se puede demostrar este aspecto. Si tomas la decisión de comprar a un particular, siempre podrás contratar una garantía que cubra la compra-venta entre particulares, ya que hay empresas que se encargan de esto.

La compra de un coche de segundamano en un concesionario o un particular tiene su principal diferencia en el  precio y la garantía, pero desde coche.com queremos darte algunos consejos que tienes que tener en cuenta a la hora de comprarte un coche.

1. Huir de las ofertas económicas desproporcionadas. Nadie da duros a pesetas y normalmente estas unidades tienen TARAS bastante importantes.

2. La elección de un coche diésel o un coche gasolina Sí es algo importante en la compra de un coche de segunda mano. Mi consejo es que si podéis compréis un gasolina, pues las averías son más sencillas de detectar y normalmente tienen menos km encima.

3. A su vez la marca también es importante. De hecho es tan importante que existen marcas que se devalúan más rápido que otras. También existen modelos más valorados en segunda mano. Así, las marcas alemanas suelen ser las menos devaluadas mientras que las italianas o inglesas pierden bastante más valor.

4. No comprar un coche de más de 6 o 7 años a no ser que sea de un familiar o un amigo cercano y conozcáis el uso y el trato que le ha dado. Además siempre podréis indagar sobre los cambios mecánicos, los posibles accidentes que haya sufrido…

5. Aunque el kilometraje no es el factor que establece el precio de un coche, pero es importante los años que tiene, no solo por la carretera que tenga encima, también nos sirve como referencia para conocer si el coche puede estar cerca de un cambio de neumáticos, cambio de pastillas y discos de freno, cambio de correas (sobre todo la de distribución que suele ser bastante cara), etc.

6. En el caso de comprar a un particular, si ya tenéis uno elegido y os gusta bastante lo mejor que podéis hacer es llevarle a un taller, gastaros 30 o 40 € (si conocéis a algún mecánico os puede salir gratis).

7. Si no podéis hacer lo anterior o lo vas a comprar en una casa, fíjate en todos los detalles de la carrocería: que las puertas, capó y maletero estén perfectamente cuadradas, es decir, que las separaciones entre ellas sean simétricas y regulares pues de lo contrario sería un indicativo de que el coche podría haber estado en bancada por haber sufrido un golpe importante. Échale un ojo tranquilo al motor, manguitos y demás partes mecánicas. Fíjate en el desgaste de las pastillas de freno y de los neumáticos…

1 COMENTARIO

Deja una respuesta