Coches que han sido embargados por impagos, vehículos que proceden del renting, del parque automovilístico del Estado, empresas, concesionarios, todos estos productos pueden ser subastados en algún momento y por lo general a muy buen precio, recordemos los superdeportivos del rey a mitad de precio. Tampoco es que sea una ganga pero podemos llegar a encontrar descuentos de hasta un 35% y por lo general suelen ser vehículos en buen estado ¿por qué no probar?

Lo primero a tener en cuenta son los sitios en los que podemos encontrar, los coches son embargados por organismos tanto públicos como privados así que tenemos un amplio abanico entre el que escoger. Entre los primeros se encuentran los ayuntamientos, organismos como la Agencia Tributaria, los Juzgados o la seguridad sociales. Entre los segundos podemos encontrar bancos y entidades financieras que han embargado los coches por impagos.

Una vez embargados se ponen a disposición de los posibles compradores y se fecha un día para la subasta. Se suele publicar en los respectivos sitios web y lo más frecuente es que las subastas sean presenciales y precisen de identificación previa con el DNI. Además, se debe aportar el 20% del valor del automóvil para que se puede aceptar la puja.

Ayuntamientos

¿Cómo comprarlos? Si disponen de ellos, los ayuntamientos indicarán dónde se encuentran y en qué fecha se procederá a la subasta, aunque también suelen publicarlo en sus webs. Lo habitual es que las subastas sean presenciales y que te obliguen a identificarte con tu DNI y a aportar el 20% del valor del automóvil para que tu puja sea aceptada.

Agencia Tributaria

En estos casos se subastan varios a la vez por lo que es complicado que un solo particular los compre. Se suelen ofrecer en lote y se accede a la información de la subasta a través del BOE, del teléfono de contacto 901 335 533 o la página web. Por lo general son presenciales pero con fimra electrónica se pueden realizar las operaciones por internet participando en la subasta online tras abonar la consecuente fianza del 20%.

Seguridad Social

Publicada en el BOE, la subasta convocada por la Seguridad Social es pública y se puede acceder a través de la sección de subastas de la web. Una vez elegido el coche deseado se debe asistir personalmente a la Dirección Provincial con un sobre cerrado en el que conste una fotocopia del DNI, la cantidad ofertada y un cheque dirigido a la Tesorería General de la Seguridad Social con el importe del 25% del valor de tasación.

Plan nacional sobre drogas

Como bien indica el nombre del organismo, se encarga de subastar vehículos extraídos tras investigaciones de narcotráfico. Se pueden llegar a encontrar vehículos de alta gama a precio irrisorio como un VW Passat 2005 por apenas 1.1151 euros.

Desafortunadamente, no están lo que viene a ser “para tirar cohetes” ya que han sufrido algún que otro registro de la Guardia Civil y algunos han pasado varios meses escondidos en almacenes. Para acceder a ellos se puede acceder a través de su sitio web donde convocan subastas públicas. También se puede obtener información sobre los eventos en el teléfono 91 822 62 49. Una vez publicada la oferta, se da un plazo de tres semanas a los interesados para presentar la documentación necesaria, entre ellas la oferta y un depósito del 5% del precio del vehículo en tasación.

Juzgados

Embargados en procesos administrativos o penales, se puede acceder a ellos mirando los tablones de anuncios de los Juzgados, mirando en el BOE o en la web de la Administración de Justicia. Se subasta presencial y online, y puede pujarse una vez se ha depositado el 5% del valor del vehículo. La historia es saber bien de dónde viene ese coche y por qué, o tal vez mejor no saberlo.

Bancos o entidades financieras

Estas organizaciones suelen evitar publicar sus embargos ya que dan mala imagen a las entidades. Por ello, suelen ser adquiridos por profesionales con los que se ponen en contacto los propios bancos y, a veces, se hacen con ellos los empleados. Aún así, no es del todo imposible conseguir un coche embargado por estos organismo, los interesados se pueden dirigir a las propias sucursales de los bancos y preguntar por los vehículos “embargados” o “en reserva de domingo”. No obstante, hay que destacar que la mayor parte de las subastas están dirigidas a profesionales y no están abiertas al público.

 

Vía: Autofácil

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta