Los GPS son una herramienta que nos ha facilitado la vida a muchos conductores entre los cuales me incluyo pero dependiendo de su uso puede ser un arma de doble filo en la carretera. Digo esto con argumentos en la mano después de leer varios estudios que se basan en la manipulación de estos aparatos durante la conducción.
Lo que es evidente es que si manipulas el GPS mientras conduces dejas de percibir más de la mitad de las señales de tráfico, ya que no puedes mirar a dos sitios a la vez , por tanto el peligro es evidende ya que si no ves las señales de tráfico, imagina la información que te pierdes, curva peligrosa, límite de velocidad, cruce, etc.
Para que veamos el peligro de despistarnos con el GPS. Mientras conducimos en condiciones normales y circulando a 90 kilómetros por hora, los conductores perciben el 85 por ciento de las señales y a la misma velocidad, este porcentaje baja hasta el 50 por ciento cuando se maneja el GPS, datos ofrecidos por el Instituto de Tráfico y Seguridad Vial de Valencia (INTRAS).
Hasta ahora solo hemos hablado de la visualización de las señales de tráfico mientras manipulas el GPS , pero a 90 km/h si eres de los que utiliza el GPS para meter datos, piensa  que en un 75% de los casos se disminuye el control del vehículo con alteraciones enla dirección (zig-zag, invasión de carril, etc).
En definita que el mal uso del navegador, hace que se conduzca peor, poniendo en riesgo tu vida y la de los demás. Según un informe de la DGT la distracción al volante por uso del GPS  aparece en el 36 por ciento de los accidentes de tráfico con víctimas, dato significativo.
Lo más sensato es hacer uso del GPS para planificar la ruta antes de comenzar la marcha y en caso de pérdida, es mejor parar en una estación de servicio que jugarte la vida manipulando en marcha tu navegador.  Por otro lado los comandos de voz, te permiten interactuar con tu GPS por lo que te recomendamos que te leas las instrucciones antes de montarte en el coche.
Para evitar el mal uso de estos aparatos, el proyecto de reforma de la actual Ley de Tráfico prevé que la manipulación de este dispositivo durante la conducción sea calificada como falta grave, con la retirada de tres puntos del carné de conducir, al igual que  la infracción por la utilización del móvil.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta