Los presupuestos del año 2010 se estuvieron debatiendo en el Congreso de los Diputados durante la jornada del martes y todo apunta a que el Plan 2000E estará dotado de 100 millones de euros para el año próximo. Esa es la cifra con la que trabajará el Ministerio de Industria en un principio. Una cantidad de dinero que le parece insuficiente a la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (GANVAM).

De un primer vistazo y con el reciente ejemplo de este 2009, el presupuesto del Plan 2000E daría para unos cinco o seis meses de 2010. Cinco meses fue lo que duró la primera partida, concretamente desde mayo hasta octubre. La extensión del mismo con otros 40 millones de euros, a este ritmo llegaría a duras penas hasta final de año.

Quizá la idea del gobierno central pase por una recuperación económica progresiva durante el próximo año que no lastre tanto las ventas, de ahí que el presupuesto no se vea incrementado. Lo que está claro es que si se mantienen las ventas en los siguientes meses, la dotación se habrá agotado antes de pasar el ecuador de 2010. En 2010 además se da la casualidad de que en julio el IVA subirá un 2%, por lo que es de esperar que muchos compradores no esperarán al segundo semestre para adquirir su automóvil.

La noticia ha causado una gran decepción entre los fabricantes y concesionarios. Para ellos es muy poco dinero, y según sus estimaciones, para cubrir con éxito todo 2010, harían falta unos 240 millones de euros. Con el anuncio del gobierno, la cifra se ve reducida a prácticamente la mitad de lo que ellos consideran deseable.

Ahora, más que nunca, parecen darse todos los condicionantes para sustituir el viejo coche que uno tiene lo antes posible, sin perder de vista el calendario. Lo ideal sería hacerlo antes de julio de 2010 por los motivos anteriormente expuestos: el Plan 2000E probablemente no llegue hasta ese mes y el IVA se verá incrementado en un 2%. Dos factores que aquellos interesados en renovar su vehículo no deberían pasar por alto.

Vía | El Mundo Motor