Un día llegas a tu casa y te encuentras una carta de tu aseguradora en la que te comunica que cierra sus puertas y que anula tu póliza.

Este caso no es ciencia ficción. Ocurre, y de hecho el pasado 31 de agosto, la compañía aseguradora holandesa Ineas cerró en España, anulando todas las pólizas y dejando alrededor de 100.000 afectados. ¿Qué debes hacer  si tu aseguradora echa el cerrojo y te deje desamparado a ti a tu coche? Y aún peor.. sin devolverte la parte de dinero que ya has abonado.

Para recuperar tu dinero tendrás que esperar unos años, ya que como cliente entrarás automáticamente en el concurso de acreedores de la empresa. Pero, ojo, asegúrate de que estás incluido enviando un burofax con tus datos a los actuales administradores de la empresa. En estos casos, el Juzgado liquida el patrimonio de la aseguradora, paga a los acreedores preferentes: Hacienda, Sanidad y sus trabajadores y, después, si queda dinero, lo reparte proporcionalmente entre el resto de acreedores.

Pero el cierre de una aseguradora deja otros afectados. Como el resto de compañías aseguradoras pueden negarse a pagar indemnizaciones a los asegurados con la compañía desaparecida que han sufrido un accidente en el que el contrario fue culpable.

Para más información | El Economista

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta