Los peatones representan la parte más pequeña dentro de la cadena de siniestralidad vial. Según las estadísticas sacadas de un estudio llevado a cabo por RACE y Goodyear, cada año se producen en España más de 10.000 atropellos, la mayoría dentro del casco urbano (9.289), aunque los que se producen en carretera (816) son más graves.

El perfil de las víctimas por atropello suele ser un varón mayor de 64 años y sus causas suelen ser por circular por la carretera o reparando su coche de noche y en una carretera convencional que se encuentra sin iluminar. Por provincias, Teruel y Zamora son las que presentan mayores índices de fallecidos por habitante. En términos generales, La Coruña, Madrid y Zaragoza son las que más víctimas mortales registran. De ahí que convenga repasar un poco cómo comportarnos como peatones:

Pautas básicas

  • No camines cerca del bordillo, ya que existe riesgo de atropello y de que nos mojen los coches al pasar en un día de lluvia.
  • No lleves nunca animales sueltos, ya que corren el peligro de que les pueda atropellar un coche
  • Cuidado con la salida y entrada de los garajes. Existen muchos garajes en donde la salida y entrada al garaje es, al mismo tiempo, un acceso peatonal. Hay que tener cuidado y mirar a ambos lados. Lo mismo para el conductor.
  • Ayuda a quién lo necesite: ancianos, personas con movilidad reducida… Agárralos con la mano a cruzar la calle, ya que muchos de ellos, debido a sus enfermedades, no saben interpretar el peligro.

A la hora de cruzar

No tenemos que olvidar que gran parte de los atropellos en ciudad se producen en los pasos de peatones y lugares sin señalizar. Según las estadísticas de tráfico recogidas en mayo de 2013, un 53% de los atropellos con víctimas mortales tienen su origen en infracciones del peatón, muchos de ellos (la mayoría) por haber cruzado la calle por un lugar indebido.

Muchas veces, la mayoría de los adultos conocen las reglas para cruzar la calzada, y aun así se producen atropellos. Tenemos que pensar que cruzar la calzada no es fácil, hay que procesar mucha información en muy poco tiempo y casi de manera inconsciente. Para que todo sea más fácil, se debería hacer lo siguiente:

  • Antes de llegar a la calzada, fíjate en la velocidad y distancia de los coches
  • Cuando mires IZQUIERDA, DERECHA, IZQUIERDA hazlo con un pie avanzado, ya que puede ayudar a iniciar la marcha.
  • Si llevas mochila, colócala correctamente y no la lleves colgada de un hombro, pues corres el riesgo de que nos desequilibre.
  • Nunca cruces en una curva ni cerca de ella. Tampoco en lugares en donde no puedaa ver bien si viene un vehículo.

Al cruzar por un paso de peatones

paso peatonesAl llegar al paso de peatones detente en la acera, no en la calzada, mostraremos la intención de cruzar mirando a los coches y a sus conductores. Una vez que los coches se han detenido, comenzaremos a cruzar.

  • Si la calle es de un solo sentido, cruza por el lado del paso de peatones más alejado al coche parado.
  • Si la calle es de dos sentidos deberás asegurarte que los coches que circulan por ambos sentidos van a parar. Cruza siempre por el lugar que nos permita más visibilidad, y anticipar la trayectoria de los vehículos en todos los sentidos de la marcha. Evita este tipo de situación, buscando el paso de peatones más cercano.
  • No salgas de manera intempestiva entre los coches, es peligroso.

Cruzar el paso para peatones con semáforo

paso para peatones con semáforo

Decirlo parece de perogullo, pero los semáforos sirven para informar a los conductores y a los peatones. Aparte del significado de los colores de los semáforos que todos ya conocemos (rojo, cerrado; amarillo, nos avisa que va a cambiar a rojo; y verde, que nos indica que podemos pasar), también tienen dos posiciones (arriba, para los conductores y tienen tres luces redondas, roja, amarilla y verde; y abajo, para los peatones y tienen dos muñecos, uno rojo parado y otro verde andando). Para cruzar correctamente deberemos:

  • Esperar en bordillo de la acera no en la calzada
  • Mirar las luces que hay para los peatones.
  • Cruzar cuando el muñeco está en verde y los coches estén parados.
  • Cuando el muñeco empieza a parpadear nos indica que va a cambiar a rojo y dará paso a los vehículos, no debemos cruzar.

Cruzar la calzada por la carretera

Si circulamos por la carretera como peatón deberemos seguir las siguientes instrucciones:

  • Circular siempre por el lado izquierdo de la calzada de tal manera que al caminar siempre vea a los coches venir de frente.
  • Caminar siempre por el arcén y en fila india.
  • Recuerda que no está permitido caminar ni atravesar las autopistas.
  • Si debes cruzar, hazlo por el lugar más seguro y con mayor visibilidad. Recordar que las curvas y los cambios de rasante no son un buen lugar para cruzar.
  • Lleva chalecos reflectantes y otros dispositivos que alumbren, como es el caso de una linterna.
  • Al cruzar, cerciónate de que no entorpeces la circulación. Si hay un paso de cebra, deberás hacerlo por él, y no por sus inmediaciones.

Circulación nocturna

La norma más importante para circular por la noche es la de ver y ser visto. Hay que dejarse ver y, para ello, es necesario llevar en todo momento un buen sistema de alumbrado.

  • Si circulas como peatón recuerda llevar una linterna y material reflectante (chaleco, brazaletes, zapatillas, etc).
  • Si circulas como ciclista deberás llevar, un faro delantero, un piloto trasero reflectante en las ruedas y un peto o brazaletes sin olvidar el casco.

Al cruzar por plazas y rotondas

rotonda

En las plazas y rotondas deberás extremar la precaución, ya que hay que prestar atención a las calles que llegan a las plazas y rotondas. La forma correcta de cruzar las rotondas y las plazas es la de no atravesar la plaza o rotonda por el medio, ya que existe riesgo de atropello. Por lo tanto, cruzaremos por las esquinas de sus calles por los pasos de peatones, rodeando la plaza o rotonda hasta el lugar deseado. Es un poco más largo, pero es la forma más segura.

Otras consideraciones

  • Evita salir a la calle en estado de embriaguez, ya que tus reflejos disminuyen y puedes ser atropellado. De ser necesario, pide a alguien que te vaya a buscar.
  • Evitar que los niños jueguen en la calle. Para ello existen parques o plazas deportivas.
  • Aléjate de los coches que hacen maniobra de reversa en los estacionamientos y cocheras, cerciorándote de que le hayan visto y haya espacio suficiente.
  • Cuando bajes del autobús o algún transporte para viajeros y haya que cruzar la calle, rodea la parte de atrás del transporte, ya que por el frente corres más peligro de ser atropellado.

Fuente: RACE
Fotografías: Doug, Héctor de Pereda, Payton Chung

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta