Afortunadamente, serán pocas las veces que tendrás que utilizar estas señales especiales para marcar tu coche como un vehículo de emergencias. Por lo general se utilizan las ambulancias pero si la emergencia y urgencia apremian tendremos que utilizar nuestro vehículo como tal y así llegar al hospital lo antes posible con la persona herida, enferma o en estado de parto. Este supuesto se encuentra recogido en el artículo 70 del Reglamento General de Circulación en el que establece el debido uso del vehículo en esta excepcional situación.

Lo más importante es saber hacerse visible cuando circulamos en nuestra ambulancia improvisada mediante la utilización del claxon de forma intermitente y la activación de las luces de emergencia. Si alguien echa de menos la idea del pañuelo, también se permite agitar un pañuelo por la ventanilla aunque lo prioritario son las luces para que así el resto de usuarios nos cedan el paso apartándose a un lado o parando.

Si se da la situación, puede que los agentes nos pidan una justificación a nuestra conducción en la que evaluarán si se trata de una urgencia prioritaria. Otras veces son los mismos cuerpos de seguridad los que escoltan al vehículo particular hasta el hospital más cercano, aunque puede que no se dé la coincidencia.

¿Soy el amo de la carretera entonces?

Está claro que la necesidad de llegar al hospital nos sitúa en una posición prioritaria en la carretera pero no por eso podemos infringir las normas básicas de circulación. No se puede sobrepasar el límite de velocidad o incumplir las señales de tráfico, podemos ser sancionados aunque todo depende de la urgencia ya que la prioridad es el auxilio del enfermo.

Puede que te fiche algún radar o semáforo y que unos días más tarde te llegue la multa a casa, en ese caso, tocará recurrir la multas. Según los expertos en seguridad vial, es probable que no te multen en el caso de que adelantes rebasando una línea continua o por la derecha, te saltes un ceda el paso, un stop o un paso de peatones. Estos dos últimos se pueden quedar en 200 euros de multa.

Si la situación es tan urgente que te ves obligado a circular por el arcén o el carril bus, puede que la policía te pare pero solo lo necesario para corroborar tu situación de emergencia. Lo mismo si es necesario aparcar en doble fila, en zona de carga y descarga o en un vado.

De aquí se puede sumar una serie  de posibles sanciones que siempre dependerán del agente de seguridad que te pare. Por lo general, si conduce con las señales de emergencia antes mencionadas, la guardia civil no suele parar, si es preciso tan solo diez segundos o cinco minutos.

Qué se considera “urgente”

En caso de que se le pare, se comprueba que la situación es realmente de emergencia y se le escolta hasta el centro médico. ¿Qué es urgente? un infarto o un parto. ¿Que no es urgente? Las roturas, esguinces o cortes en los que no está en riesgo la vida del pasajero. En cualquier caso, sí que se sancionará si se conduce con mucha temeridad y se pone en peligro la vida del resto de conductores y peatones.

Fuente: BOE

Vía: Autofacil y Motor ADSL Zone

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta