Peugeot es una de las compañías más viejas de la industria. Bien es cierto que no se dedicó en cuerpo y alma a los automóviles desde sus inicios, su historia es de las más interesantes de la automoción. Teniendo su origen en el primer cuarto del siglo XIX, son pocos los fabricantes con tanta historia a sus espaldas. Una historia, que aún perdura hasta nuestros días.

Historia del logo

Peugeot logo

Más de un siglo y medio de vigencia tiene el símbolo del león. A principios del siglo XIX, la calidad de sus herramientas, en particular la de sus serruchos, trajo éxitos y prosperidad a los hermanos Peugeot. Para simbolizar su dominia, eligieron como emblema al león, que reflejaba el poder de sus productos.

El león fue diseñado en 1847 por Justin Blazer, un grabador de Montbéliard, y fue registrado en 1858. En la década de 1920 empezó a estar presente en los coches de la marca.

A lo largo de todo este tiempo ha sufrido varias transformaciones, aunque en sus inicios, el león tenía sus variantes en función del producto en el que estaba presente: un león en combate para las bicicletas y la cabeza de un león con un escudo para los coches.

La renovación del logo tuvo lugar en 1998, aunque se retocó mínamente en 2002 y en enero 2010 volvió a actualizarse, aspecto con el que actualmente está presente en los modelos de la firma.

Historia de la marca
1800-1849
La aventura industrial de Peugeot se inició en una fundición de acero convertida en molino de harina. Al poco tiempo dejaron de lado la molienda y se dedicaron a la laminación, una actividad bastante más rentable en la que incluso solicitaron una patente en 1818. Su actividad empezó a crecer y en poco tiempo comenzaron a exportar. La calidad de sus productos se simbolizó en el emblema del león.

Peugeot 402

1850-1899
A mediados del siglo XIX, abrieron nuevas factorías en Valentigney y Beaulieu, que más adelante producirían coches. Armand Peugeot, un visionario, quería aprovechar los motores Daimler. Llegó a un acuerdo con Gottlieb Daimler y en 1891 los primeros cuadriciclos propulsados por petróleo, los Peugeot Type 3, vieron la luz. En 1896 decidió separar la división de automóviles del resto y fundó la Société des Automobiles Peugeot y mandó a fabricar una una nueva planta en Audincourt destinada a la producción de coches.

1900-1919
En 1905 los hijos de Eugène Peugeot lanzaron su propia marca de coches, conocida como Lion-Peugeot. Todo volvió a la normalidad en 1910, cuando Société des Automobiles Peugeot y Lion-Peugeot se fusionaron. Después de ésta el grupo tenía una fortaleza considerable, llegando a construir 10.000 antes de la Primera Guerra Mundial, la mitad de la producción francesa.

1920-1939
Después de la guerra la compañía se vio inmersa en dificultades. Se vieron en la obligación de pedir préstamos, y en 1926 no les quedó más remedio que dividir la empresa en dos, Automobiles Peugeot y Cycles Peugeot.

Peugeot 404

1940-1969
Acabada la Segunda Guerra Mundial, la marca se decidió por fabricar un sólo modelo, en este caso el 203. Esta política llegó a su fin en 1965, con el lanzamiento del 204. Ese mismo año se creó Peugeot SA, un holding que pasaría a controlar todas las compañías del grupo. En 1966 llegaron a un acuerdo con Renault para colaborar en diversos campos.

1970-1999
Para finales de los años 70, Peugeot se había convertido en el segundo mayor fabricante francés, habiendo producido 500.000 coches. Uno de los frutos del acuerdo con Renault fue el diseño de un motor en 1971, con la participación de Volvo. En 1976 Peugeot se hizo con el controld e Citroën, creándose PSA Peugeot Citroën. A este hecho le siguieron varias adquisiciones más, entre ellas tres filiales de Chrysler.

1980-2002
El acuerdo con Renault dio el pistoletazo de salida a varios otros: con FIAT en 1981 para la producción de pequeños vehículos, con Ford en 1998 para el desarrollo de motores diésel, con Toyota en 2001 para modelos con pequeños motores, y con BMW en 2002 para los motores de gasolina. En 1985 la marca desembarcó en China.

Actualidad

Peugeot 408

Los objetivos de Peugeot para finales de 2009 pasaban por vender 4 millones de unidades anuales. En 2008 las mismas estuvieron por debajo de 2 millones. En 2009, las condiciones adversas de la industria llevaron al relevo del consejero delegado y del diseñador jefe. Los planes de expansión han sido sustituidos por otros para incrementar la eficiencia y para la innovación tecnológica.

En estos momentos los modelos que se comercializan de la marca son (sin incluir sus variantes): 107, 206+, 207, 308, 407, 607, 807, 1007, 3008, 4007, 5008 y el RCZ.

Hitos y curiosidades
En 1925, el Peugeot 100.000 sale de la planta de producción. Para entonces la marca ya estaba más que asentada en el mercado del automóvil.

Competición
El Peugeot 205 Turbo dominó el Grupo B del Mundial de Rallyes en 1985 y 1986, tanto en la categoría de constructores como en la de pilotos. La marca se retiró temporalmente con la desaparición de dicha categoría, aunque regresó en 1999. Volvieron a repetir sus éxitos en 2000, 2001 y 2002 en el campeonato de fabricantes, y en 2000 y 2002 en el de pilotos. A finales de 2004 Peugeot anuncia su retirada para finales de 2005 y es Citroën quien ocupa su lugar (con muy buenos resultados).

Peugeot WRC

Peugeot también tiene varios récords en las 24 horas de Le Mans. En 1988 alcanza con su WM P 88 los 407 km/h en la “Ligne Droite des Hunaudières” en el circuito de la Sarthe, lo que significó un nuevo récord aún vigente. En 1992 gana las 24 Horas de Le Mans con su bólido Peugeot 905, triplete de Warwick, Dalmas y Blundell. Al año sigueinte vuelve a repetir con su bólido Peugeot 905, y triplete de Brabham, Helary y Bouchut. En 2009 gana las 24 Horas de Le Mans con su bólido Peugeot 908 HDI FAP, triplete de Marc Gené, David Brabham y Alexander Wurz.

El recorrido de la Fórmula 1 es algo menor. En 1994 Peugeot participa de la mano del equipo McLaren, logrando el cuarto puesto en el Mundial de Constructores. Un años después, y hasta 1997, estuvo junto a Jordan, siendo quintos en el mundial de constructores todos esos años. Después, en 1998, se unieron a Prost, la escudería de Alain Prost, sin nada que contar. En 2002 proporcionó los motores AT02 para la escudería Minardi, que fueron novenos en el Mundial de constructores consiguiendo dos puntos. Ese año acabó la historia de Peugeot en la Fórmula 1.

El propulsor Peugeot se mostró siempre como uno de los más potentes y fiables en sus diferentes versiones. Peugeot se retiraría de la Fórmula 1 en 2002, habiendo participado en 115 Grandes Premios.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta