Una marca no tan joven como pudiera parecer, con muchos años de existencia. Desde su integración en el Grupo Volkswagen, Skoda ha sabido hacerse un hueco en el mercado occidental gracias a sus atractivos precios y la sobriedad de sus coches. Dentro de Volkswagen, podría decirse que la marca abarca el segmento de acceso del gigante alemán, sin por ello renunciar a la característica calidad del grupo.

Historia del logo

Skoda logo

El logo de Skoda ha sufrido varios cambios a lo largo de su historia, hasta un total de 5 puden contarse. El primero estuvo vigente desde 1895 hasta 1905. El segundo existió entre 1905 y 1925. El tercero de 1926 a 1933, y ya aparecía el nombre de Skoda en el emblema. En 1926 hizo su aparición el actual, aunque su uso fue testimonial. Con ese diseño aguantó prácticamente hasta 1994. En dicho año se actualizó y adquirió su forma actual.

Historia de la marca

1895-1909
La historia de Skoda se inicia en diciembre de 1895, cuando dos ciclistas aficionados, Václav Laurin y Václav Klement, empiezan a fabricar sus propias bicicletas, y las llaman Slavia. La compañía se funda bajo el nombre de Laurin & Klement Co. Unos años después dan el salto a las motocicletas, las cuales empiezan a exportar a Inglaterra. En 1901 la empresa se establece como fabricante de automóviles. Su primer coche fue el Voiturette. En 1907 convierten a la compañía en una sociedad cotizada y comienzan a operar a gran escala.

1910-1929
En 1910 la marca fabrica unas 5.000 motocicletas anuales. Para 1920 producen camiones, autobuses, motores de aviones y máquinas agrícolas, además de coches. Para continuar expandiéndose y creciendo, se alían con Roudnice Company en 1920. En 1925 se dan cuenta de que la alianza anterior sigue sin ser suficiente, así que optan por fusionarse con la empresa más grande del país, Skoda Pilsen, lo que supone el fin e L&K como marca. La Gran Depresión de 1929 frena un poco la marcha de la compañía, pero ésta sigue adelante sin mayores problemas.

Skoda Octavia RS

1930-1949
En 1930 Skoda Group Car Manufacturing se renombra a Skoda Car Industry Joint Stock Company. Tres años después, en 1933, nace el nuevo emblema de la marca, la flecha con alas. Con el inicio de la Segunda Guerra Mundial, Skoda pasa a formar parte forzosamente de Hermann Goring-Werke, orientando su producción a la vertiente militar.

1950-1989
Finalizada la guerra la industria checoslovaca empieza a quedarse rezagada respecto a la occidental. Se avecinaban malos tiempos para Skoda. En 1970, y tras la Primavera de Praga, la economía del país se queda estancada.

1990-1999
La marca volvió a remontar el vuelo en la década de los 90. Estando a la búsqueda de un socio fuerte a escala internacional, la mejor opción pasa por integrarse en el Grupo Volkswagen. La compañía se moderniza, se actualiza su gama y se beneficia de la tecnología del gigante alemán. En 1995 aparece el primer modelo con plataforma y motores Volkswagen, el Skoda Octavia.

Actualidad

Skoda Superb

Siendo parte del Grupo Volkswagen, junto a Audi, Bugatti, Lamborghini, SEAT y la propia Volkswagen, la imagen de la firma ha mejorado notablemente en el mercado occidental. Como curiosidad, Skoda ha llegado a tener lista de espera en un mercado tan complicado como el del Reino Unido.

En estos momentos los modelos que se comercializan de la marca son (sin incluir sus variantes): Fabia, Octavia, Roomster, Scout, Superb y Yeti.

Hitos y curiosidades

Fue el primer representante de la antigua Checoslovaquia en la industria automovilística.

Competición

El periplo de Skoda en la competición se reduce al Mundial de Rallyes. Se convirtió en participante en 1999, con el Skoda Octavia. El mejor resultado fue la tercera plaza de Armin Scharwz en el Rally Safari de 2001. En 2003 el Octavia fue reemplazado por el más pequeño Fabia, y desde entonces sigue participando de forma ininterrumpida en dicho mundial.

3 COMENTARIOS

Deja una respuesta