Artboard
Inicio>Marcas>Lamborghini>Murcielago 2006

Lamborghini Murciélago 2006

Luis Blázquez 21/03/2010

Tras su estreno en 2002 como sustituto del Diablo, el Lamborghini Murciélago acaba de recibir su primera actualización. Ahora recibe el sobrenombre de LP 640, tomado de la posición del motor (longitudinal posterior) y la cifra de potencia en caballos (640). El superdeportivo italiano ahora luce más agresivo, como se podría esperar de un coche de la casa. Y también es más rápido que antes.

Las modificaciones externas respecto al modelo saliente son, principalmente, aerodinámicas. El parachoques delantero ahora es más angular, con tomas de aire de mayor tamaño (la derecha prácticamente cerrada) los retrovisores y los limpiaparabrisas son de nueva factura, el difusor trasero es de estreno, el diseño de las luces es ligeramente distinto y, ahora, existe la opción de que la cubierta del motor sea completamente transparente para lucirlo con orgullo.

Por otro lado, la firma de Sant’Agata de Bolognese afirma que los asientos con reposacabezas incorporados son más envolventes. La tapicería y los paneles interiores también cambian, y así como la tipografía del cuadro de instrumentos, la iluminación ambiental o el equipo de sonido, modernizado acorde con los tiempos actuales. Aún así, se percibe que la ingeniería alemana del Grupo Volkswagen en el habitáculo ha sido menos “intrusiva” que en el Gallardo.

Lamborghini Murciélago LP640 2006. Motor

Como si el Murciélago no fuera lo suficientemente rápido, Lamborghini amplió el V12 de 6.2 a 6.5 litros para un aumento de potencia de 580 a 640 CV, y el par motor de 650 a 660 Nm. El resultado de estos ajustes es un rendimiento mejorado: el tiempo de 0 a 100 km/h es de 3,4 segundos, casi medio segundo más rápido que el Murciélago al que sustituye (3,8 s). Por otro lado, la velocidad máxima queda establecida en 340 km/h, 10 km/h más que antes.

Es más rápido y potente que un Porsche Carrera GT (612 CV) y un Mercedes SLR McLaren (626 CV), quedando tan solo por debajo del todopoderoso Bugatti Veyron (también producto del Grupo Volkswagen). También, como en Gallardo, la transmisión es a las cuatro ruedas. La caja de cambios bien puede ser manual de seis relaciones o automática con levas en el volante, esta última con función de lanzamiento en parado que la marca denomina “Thrust”.

También se han hecho algunas modificaciones en la configuración del automóvil, especialmente en las tomas de aire inferiores y en el escape para acomodar la alimentación del enfriador de aceite. Además, la suspensión y la parte inferior se han rediseñado para reducir la elevación aerodinámica a altas velocidades. Para detenerse con seguridad, los discos de frenos son carbocerámicos, y las pinzas Brembo hacen una combinación enormemente potente para evitar posibles sustos.

Fuente: Lamborghini
Galería de fotos:

Ver galeria (22 fotos)

[NOTA: Artículo completado y corregido el 21/01/2020]

Cronología