En los tiempos que corren, con el especial énfasis que están haciendo los gobiernos, fabricantes y demás actores involucrados en el siempre presente y temido cambio climático, hay iniciativas que no reciben toda la atención que debieran. Siempre escuchamos que el modelo “X” ha reducido sus emisiones respecto a la versión anterior, que el modelo “Y” incorpora un filtro que reduce las partículas contaminantes, que el modelo “Z” es la versión “verde”, etc., etc.. Ahora bien, hay determinadas políticas o acciones que no hay que pasar por alto y que pueden aportar su granito de arena de cara a reducir la famosa huella de carbono de un individuo. El coche compartido es una de ellas, algo que además resultaría mucho más efectivo y barato.

Compartir coche es algo bastante familiar para muchos. Ahora bien, otra cuestión es que se ponga en práctica de forma habitual. Muchas veces por no dar un rodeo de unos minutos, por no alargar el trayecto, o por la comodidad de ir en tu coche, se deshecha la idea de ir varias personas en un mismo vehículo. Iniciativas como la de Amovens quieren fomentar este tipo de acciones.

Diversos estudios han puesto de relieve que España está en el furgón de cola en lo que a compartir coche se refiere. En países con una conciencia ecológica colectiva más desarrollada, como Alemania, Francia o Estados Unidos el coche compartido o car-pooling, según el término anglosajón, es una práctica habitual desde hace unos cuantos años. Incluso hay empresas que abogan por extender su uso, como la francesa CoVoiturage o la alemana Mitfahrtzentrale. Por ejemplo, ésta última, desde su puesta en marcha en 1998, ha gestionado que más de 700.000 personas sean usuarios de esta forma más sostenible de desplazarse. Una cifra que habla por sí sola de la acogida que ha tenido entre el público.

En España la empresa pionera en este campo es Amovens. En un país donde se estima que se diariamente se desaprovechan más de 150 millones de plazas en los automóviles, en todo tipo de trayectos, se hace necesario tomar medidas para tratar de rellenar esos huecos vacíos en los coches. Amovens quiere acabar con los tabúes que lastran el hecho de compartir vehículo: la falta de seguridad y de confianza por parte de los usuarios. Esta joven empresa española quiere dar buena cuenta de todos estos retos y necesidades.

La web Amovens, de acceso gratuito para los usuarios de a pie (los servicios de pago son para organizaciones), funciona de forma similar a la de cualquier agencia de viajes online, en el sentido literal. Introduciendo lugar de origen y destino junto a las fechas, el buscador muestra una página de resultados con los viajes que corresponden a dicha búsqueda. De esta forma el interesado puede reservar una plaza en un coche o entrar en contacto con un pasajero que necesite un asiento. Si todavía no existen trayectos de nuestro interés, se puede dejar un anuncio que se convierte en una oferta o una demanda de asientos de coches. Si a esto le añadimos las medidas de seguridad implantadas, como es el caso del registro a través de un número de teléfono móvil vinculado al DNI, los usuarios pueden compartir coche con plena confianza.

Las ventajas del coche compartido no son pocas precisamente:

* Reducción de las emisiones de CO2.
* Ahorro económico para conductores, pasajeros e instituciones.
* Disminución del tráfico y de la cantidad de coches aparcados.
* Reducción de la dependencia energética.
* Generación de vínculo social y solidaridad.

Todos deberíamos de tratar de contribuir a reducir la contaminación. Tanto los pequeños usuarios como las medianas o grandes empresas, universidades, administraciones públicas, ayuntamientos u hospitales; todos deberíamos colaborar y dar a conocer y promover el uso del coche compartido. Para estos casos Amovens propone servicios a medida de cada caso y poco a poco se van sumando a esta iniciativa múltiples instituciones, como la Universidad Complutense de Madrid, que disponen de su red propia y segura.

3 COMENTARIOS

  1. En Francia soy fan de la web de covoiturage (http://www.covoiturage.fr) es muy completa y tenia muchísimos miembros y usuarios. Para viajar de Paris a Lille habia más de 200 ofertas cada finde.
    En España, se llama http://www.comuto.es parece tener muchos viajes también. De todas formas, enhorabuena a todas estas iniciativas. A compartir! Maria

  2. ¡Cuánta razón! Pero la cosa está en que cuantas más personas hagan uso del coche compartido, más beneficios para todos.

    Aquí os dejo otra web para compartir coche (carpooling), la versión española de la grande alemana mitfahrgelegenheit bajo la dirección http://www.conduzco.es

Deja una respuesta