El mercado automovilístico está registrando un comportamiento positivo por quinto mes consecutivo gracias al Plan 2000E de ayudas directas, que ha supuesto un incentivo económico a la compra, pero también psicológico, pues la confianza a los usuarios de que ahora es un buen momento para acercarse a un concesionario para adquirir un coche.

Según el Instituto de Estudios de Automoción, las matriculaciones de particulares, los principales beneficiarios del plan, cerraron la primera quincena de enero con 18.719 matriculaciones, lo que supone un crecimiento del 21,6%, lejos de los incrementos por encima del 50% registrados en los últimos meses del año 2009.

concesionario

La Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (GANVAM), Juan Antonio Sánchez Torres, “este aumento más moderado de la demanda entre los particulares se debe a que enero es un mes tradicionalmente malo para las ventas como consecuencia de la conocida cuesta, hecho que contrasta con diciembre, cuando el cierre de ejercicio obliga a los agentes de ventas a llegar a sus cupos y objetivos del año, lo que a su vez incrementa sus cifras de negocio”.

Asimismo, las compras de las empresas de alquiler crecieron un espectacular 150,8%, logrando así su segundo incremento consecutivo después de meses de caídas, hasta las 1.620 unidades comercializadas en este periodo. Según Ganvam, este fuerte incremento se debe a que el año 2009 este canal de ventas registró unas cifras muy reducidas. De ahí que, en caso de que el resto del mes mantenga este ritmo, se alcance un volumen similar a las ventas de enero de 2008, lo que pondría de manifiesto que las alquiladoras han esperado al inicio de año para renovar sus flotas.

Por comunidades autónomas, los mayores incrementos de matriculaciones en la primera quincena de enero se localizaron en la Comunidad de Madrid (+43,3%), la Región de Murcia (42,6%) y las Islas Baleares (+29,1%).

El presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, auguró para 2010 una cifra de ventas “dulcificada” en el primer semestre gracias a las ayudas directas a la compra, pero una segunda mitad del año “muy preocupante” si la economía no se reactiva, tal y como prevé el Gobierno que suceda a partir de esta fecha.

Al agotamiento de las ayudas en la primavera, sin renovación posible, según palabras del Ministro Sebastián- habrá que añadirle la subida de dos puntos del IVA a partir de julio, lo que supondrá un encarecimiento medio de los vehículos de entre 400 y 450 euros, que irremediablemente retraerá el consumo de las familias que parecen apostar más por el ahorro que por el gasto.

Sánchez Torres solicitó el ministro de Industria, Miguel Sebastián, que deje la puerta abierta a una posible prórroga del Plan 2000E de manera que se mantengan las ayudas mientras dure la crisis, con el fin de garantizar la recuperación real de un sector estratégico para la economía de nuestro país. En la actualidad, el sector de automoción supone entre el 5 y el 7% del PIB, más del 20% de exportaciones nacionales y en torno al 10% del empleo que se genera en España.

1 COMENTARIO

Deja una respuesta