Los sueldos de los conductores no pueden seguir el aumento de los costes de uso del automóvil; aparcamiento, seguros, gasolina, mantenimiento, impuestos… y cubrir el desembolso que exige ser cliente de una marca premium. Así, a la fuerza, la mayoría ha tachado estas aspiraciones para centrarse en las necesidades básicas de movilidad.

Parece ser que aquel dicho de “dime qué conduces y te diré cuánto ganas” pierde adeptos. Quedan atrás los años en los que coches como el Porsche Cayenne tenían en España uno de sus mejores mercados mundiales, con clientes dispuestos a comprarlo a crédito en plazos de hasta 10 años.

Cetelem, filial de BNP Paribas ha presentado en el congreso anual de la federación de concesionarios, Faconauto un estudo con datos a nivel europero que revelan un cambio de tendencia radical en el mercado del automóvil debido a la crisis:

Ahora, elegirían un coche “low cost” más de una tercera parte de los automovilistas se decantarían sin complejos por un coche desprovisto de todo signo de distinción siempre que les permita desplazarse, es decir, un low cost. Hace cuatro años, apenas eran el 5%.

“El bajo coste y las marcas blancas tienen bastantes posibilidades de consolidarse también en el automóvil en los próximos años porque no se ve una recuperación económica a corto plazo”, explica Sergio Escudero, director comercial de la división auto de Banco Cetelem.

La crisis ha abierto en Europa una brecha considerable entre lo que están dispuestos a pagar los clientes y lo que piden las marcas. En países como España y Portugal esa diferencia es mucho mayor lo que, unido a la falta de financiación, explicaría el desplome de matriculaciones y el creciente número de conductores que ve en el bajo coste una opción inteligente. Son clientes que prefieren un vehículo de gama inferior bien equipado antes que otro de una superior sin esos extras.

Consolidar esta oferta supondría un mercado con precios hasta un 60% más baratos que los 20.000 euros que se pagan como media en España por un coche nuevo. Y que la tendencia arraigue dependerá en gran medida de la oferta de este tipo de vehículos que se pueda encontrar.

Más información | El Mundo

1 COMENTARIO

Deja una respuesta