El estudio de la revista Consumer Eroski realizado a 160 aparcamientos públicos entre 18 ciudades españolas, nos trae lo que muchos ya pensábamos y es que los parking  públicos dejan mucho que desear por servicio, precio y prestaciones.

Cuantas veces habremos tenido que dejar las llaves en el garaje pues una vez entras en un parking te das cuenta de que es materialmente imposible aparcar, cuantas veces has tenido que hacer mil maniobras para poder encajar el coche entre las miles de columnas que tienen los parking y no hay que dejar de lado la mala señalización de muchos de ellos y el estado de deteriodo que sufren algunos, que más que un  parking público parecen la cueva de Bin Laden.

Y es que los aparcamientos públicos continúan arrastrando carencias en servicios, en información y en seguridad, pero sin embargo sus tarifas crecen de forma notable.

Y es que clama al cielo que el coste medio de una hora de estacionamiento haya subido  un 33%, más del doble del aumento del IPC en el mismo periodo (un 14,1%).

Los parkings públicos de Madrid son los más caros del país, ya que el precio medio por estacionar 24 horas asciende a 34,4 euros, el doble que hace cuatro años, le siguen Barcelona, con 32,4 euros y San Sebastián, con 22,7 euros diarios.

En definitiva, prestaciones de suspenso a precio de sobresaliente, esas son las conclusiones que se sacan después  de conocer los resultados del estudio.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta