¿Quién no ha mantenido alguna vez relaciones sexuales en un coche? No todo el mundo tiene la suerte de contar con una casa propia, asi que tradicionalmente el vehículo y un lugar apartado son un buen refugio para dar rienda suelta a la pasión. Esta práctica, habitual en muchas ciudades de mundo, está normalmente penada con una multa económica, pero como, aún así, las autoridades no han conseguido acabar con ella, en Nápoles han decidido unirse al enemigo, ya que no pueden acabar con él.

En el distrito de Barra, de unos 120.000 habitantes, en la ciudad del sur de Italia, han decidido acondicionar un área de estacionamiento de pago para que las parejas puedan practicar sexo sin molestar a nadie ni ser molestados. Bautizado como “Love Parking“, la iniciativa pretende dar seguridad a los jóvenes que cada fin de semana mantienen relaciones en los automóviles y que se arriesgan con ello a “robos, lesiones, violaciones e incluso la muerte”, asegura Anna Cozzino, presidenta del distrito de Barra.

En el “Love Parking”, un aparcamiento vigilado, las parejas podrán estar tranquilas en la intimidad, con sus vehículos separados de otros por paneles divisorios. Además, está previsto “distribuir preservativos para evitar embarazos no deseados o transmisiones de enfermedades venéreas”. Para Cozzino, la iniciativa pretende fomentar entre los jóvenes una sexualidad segura, y espera que la misma se extienda a otros distritos de la ciudad.

Aunque el parking cuenta con la aprobación de la mayoría de los representantes políticos, el partido de la oposición, Udeur, ha mostrado su disconformidad porque, aseguran, incita a una conducta lesiva con el decoro de la ciudad y no se ocupa de los problemas reales de Nápoles. El consejero del distrito, Massimo Morga, es una de los grandes opositores al proyecto, porque “en un territorio martirizado por la criminalidad, por el paro y el escaso sentido cívico hay demasiado que hacer antes de pensar en un aparcamiento del amor”.

Vía: LaRazón

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta