Michelin ha lanzado el e.Primacy, el primer neumático del mundo en ser neutro en carbono. La responsabilidad medioambiental estuvo en el corazón del proceso de diseño desde el primer día, lo que resultó en una goma con la resistencia de rodadura más baja de su categoría, lo que deriva en unas emisiones de CO2 reducidas y un ahorro de combustible para el cliente desde el primer día que lo monta en su coche.

Las pruebas realizadas por la compañía francesa muestran que, aquellos conductores que usan un juego de neumáticos e.Primacy, ahorran alrededor de 0,21 litros de combustible por cada 100 kilómetros, y alrededor de 80 euros durante su vida útil. Además, la excepcionalmente baja resistencia producida por la fricción del caucho con el asfalto equivale a 174 kilos menos de CO2 emitidos a la atmósfera hasta que sean reciclados, y a una mayor autonomía para los vehículos eléctricos: de hasta un 7 %.

Equipado con la última tecnología de la marca (compuestos de alta elasticidad, un acoplamiento mejorado de elastómero, carcasas superiores más delgadas, paredes laterales capaces de funcionar mejor en frío y un cinturón hermético que reduce la pérdida de energía), esta goma también ofrece un rendimiento a la hora de conducir que está diseñado para durar. Un revestimiento interior de alta hermeticidad que reduce la disipación de energía, lo que también contribuye a la reducción de la resistencia a la rodadura.

El nuevo neumático también presenta flancos que absorben menos energía al flexionarse, así como el ranurado en forma de “U” de la compañía, famoso por su rendimiento en superficies mojadas, y la tecnología “Evertread” que maximiza el contacto del neumático con la carretera y distribuye uniformemente las fuerzas de frenado, aceleración y en curvas. Los Slim Belts cuentan con un diseño específico para las lonas metálicas, ahora más finas para reducir la cantidad de materia prima y lograr una resistencia equivalente.

Gracias a sus prestaciones, el nuevo neumático Michelin e.Primacy tiene el etiquetado A en términos de eficiencia energética, y el B en lo referido a la adherencia sobre mojado. Disponible en 56 referencias para llantas de 15 a 20 pulgadas, se podrán equipar en los coches con motores de combustión interna y de propulsión a partir de la primavera de 2021. Cabe destacar que el neumático fue diseñado para ser neutral en carbono en el punto de compra, teniendo en cuenta las emisiones desde la extracción de la materia prima hasta la entrega al cliente.

El trabajo de Michelin para reducir su huella ambiental más rápidamente también lo ha hecho comprometerse a reducir las emisiones de CO2 de todas sus instalaciones de producción en un 50 % para 2030 en comparación con 2010, con el objetivo final de lograr la neutralidad completa de carbono para 2050. Su trabajo sobre los neumáticos también tiene como fin garantizar que sean un 20 % más eficientes energéticamente para 2030 respecto a la pasada década, en base a las declaraciones de Scott Clark, miembro del comité ejecutivo de Michelin.

Fuente: Michelin

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta