Con base en Uherké Hradiště, en la República Checa, una pequeña empresa busca crear una nueva arma letal para las pistas del mundo. Se llama Performance Solutions Mosquito, y se dispone a plantar a otras máquinas increíblemente rápidas como el Brabham BT62. Disposición biplaza, motor central-trasero y muchos aditamentos aerodinámicos.

De forma similar al coche inglés, el Mosquito será un coche de carreras con homologación para circular por la vía pública. Por el momento, Performance Solutions tan solo ha mostrado las recreaciones digitales de su nueva creación. Sin embargo, esta empresa también ofrece actualmente sus servicios de ingeniería para el desarrollo de nuevos prototipos, vehículos para el ejército o productos de adquisición de datos y telemetría para equipos de competición.

Diseñado por Tomáš Sabáček y fabricado de forma limitada –18 ejemplares–, el Performance Solutions Mosquito busca ser lo más parecido a un coche de carreras y a la vez cumplir los requisitos mínimos para ser apto en su conducción por carretera. Los interesados ya pueden pedir el suyo, aunque el precio es todavía desconocido y no llegará a ver la luz hasta dentro de un par de años. Con el desarrollo de este modelo, la marca pretende correr en un futuro próximo en las 24 Horas de Le Mans.

Las cifras prestacionales e incluso la concepción de su bastidor y tren motriz también es una incógnita aún. Según la propia empresa, su nuevo coche de track days promete un 0 a 100 km/h en 2,9 segundos y una velocidad máxima de, aproximadamente, 320 km/h. Estará provisto de un motor V8 de aspiración natural de origen norteamericano con el objetivo de lograr al menos los 608 CV de potencia y 650 Nm de par motor. Estará asociado a una caja de cambios monoembrague secuencial.

Con una carrocería fabricada completamente en fibra de carbono, el Performance Solutions Mosquito promete una masa inferior a los 1.000 kilos, dando como resultado una relación peso/potencia de 1,6 kg/CV, algo menos de los 1,38 kg/CV que es capaz de ofrecer el Brabham BT62. Tampoco falta un sistema de suspensión activa denominado ARC (Active Ride Control) y un paquete aerodinámico cuya única función es garantizar el máximo agarre en pista.

Con un nombre tomado del que fuese uno de los aviones más rápidos, ligeros y polifacéticos de la Segunda Guerra Mundial, el Havilland DH.98 Mosquito, cada una de las unidades del Performance Solutions Mosquito se fabricará a medida de cada cliente. Como es esperable, su precio será astronómico, y variará sensiblemente según los requisitos de cada comprador.

Fuente: Performance Solutions

Galería de fotos:

Ver galeria (10 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta