David Weekes quiere hacer historia junto a su ciudad, Londres, el año que celebra los Juegos Olímpicos. Por eso ha decidido alquilar su taxi por las noches como habitación donde hospedarse.

La idea surgió como un intento de luchar contra el caos que supondrán las Olimpiadas para los taxistas, ya que no se les permitirá utilizar sus carriles reservados. La organización los ha reconvertido en carriles especiales de los Juegos Olímpicos. Esto significará que sus viajes sean mucho más lentos y que ganarán menos dinero.

“Estoy realmente emocionado de que los Juegos Olímpicos lleguen por fin a la ciudad. Pero dada la pesadilla en que se convertirá la conducción en Londres para nosotros duranet el evento, pensé que sería una buena idea hacer esto cuando me enteré de que podría alquilar mi taxi por Internet. Al fin y al cabo… ¿quién conoce mejor Londres que un taxista?”, asegura Weekes en The Guardian.

El taxi cama incluye un colchón de espuma, saco de dormir, almohada, cortinas, una lámpara de mesa oficial de los Juegos Olímpicos y un típico oso de peluche Paddington. También cuenta con una nevera alimentada por energía solar, una radio y IPAD. Además, con petición previa, piedes conseguir unas sillas de camping.

Para quienes están intéresados, una noche en este taxi hotel cuesta 50 libras (unos 62,70 euros) y puede reservarse en la web de Wimdu.

Pero hay más. Los clientes deben quedar con el taxistas (previamente) por la noche, y tendría que renunciar a la “habitación” a primera hora de la mañana para que el taxi pudiese volver a trabajar de nuevo. Quienes se hospedan en el taxi pueden elegir entre quedarse al norte de Londres, frente a la casa donde vive el Sr. Weekes (así podrían utilizar el baño en caso de necesidad) o en cualquier otro lugar de la capital donde esté legalmente permitido dormir en el coche.

Fuente: Wimdu

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta