El incendio proclamado el pasado 8 de noviembre continua azotando el norte de California. Como suele suceder en este tipo de tragedias ambientales, son muchas las historias heroicas que circulan por los medios y redes sociales.

Allyn Pierce, enfermero de Paradise, un pueblo de California, es el protagonista de una de estas historias. Pierce, que se vio inmerso la pasada semana entre las llamas,utilizó su vehículo para trasladar a varios heridos al hospital más cercano. El fuego se propagó muy rápidamente llegando así a las zonas pobladas y obligando a los ciudadanos a huir lo más rápido posible.

Pierce empleó su Toyota Tundra cómo escudo protector y pudo así atravesar las llamas hasta el centro hospitalario. Este acto solidario ha tenido como resultado el notable deterioramiento de su vehículo. Como “premio” a esta heroicidad, la firma japonesa anunció el pasado viernes 16 que regalará a Pierce un Toyota Tundra como el suyo sin coste alguno.

El Toyota del protagonista de esta historia, contaba con accesorios del catálogo TRD junto con una serie de accesorios off-road, como la suspensión elevada y enormes neumáticos. Los laterales del vehículo, así como los plásticos exteriores quedaron derretidos al completo a consecuencia de las elevadas temperaturas.

Jack Nicas, periodista del New York Times, se encontraba en Paradise y fue el encargado de dar a conocer la historia, la cual se ha hecho viral en todo el estado.

El incendio, que lleva activo casi quince días, se ha cobrado un total de 79 vidas. A este trágico dato, hay que sumarle casi 700 heridos, más de 15.000 edificios han sido destruidos y un total de 61.100 hectáreas han resultado carbonizadas.

Calfire, el Departamento Forestal y de Protección contra Incendios del Estado, ha fijado el 30 de noviembre como “fecha anticipada de contención total”. Para esta misma semana se prevén lluvias en las zonas afectadas, que presentan una gran sequedad como consecuencia de precipitaciones desde hace meses.

Fuente: Jack Nicas

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta