Este fin de semana pasado nos dejaron el esperado Audi A1, el llamado a destronar a Mini en el segmento de “coche pequeño y chic”. Y es que viene con grandes intenciones porque el objetivo de ventas de Audi España del año 2011, con la que está cayendo, es de vender 8.000 unidades.

Nuestra impresión resumida es que el coche merece mucho la pena pero hay que tener un buen dinero para comprarlo. Algunos dirán que se paga la marca, otros dirán que lo merece… El caso es que cuesta y está cerca en precio al Audi A3. ¡Empezamos!

Equipamiento

Frontal del Audi A1.
Frontal del Audi A1.

La versión que nos dejaron era el Audi A1 1.6 TDI 105CV en su terminación Atracction. Por ahora el único Audi A1 diésel que se vende es el que probamos mientras que en gasolina hay dos: el Audi A1 1.2 TFSi 86CV y el Audi A1 1.4 TFSi 122CV. El mes que viene tendremos Audi A1 1.6 TDI en 90CV.

La sensación interior de este Audi A1 es que le faltaba algo, que parecía un poco de juguete y que de equipamiento de serie iba bastante justo. Un CD, una tarjeta SD, una pantalla retráctil, el apoyabrazos, el aire acondicionado y poco más.

Y eso que parte del equipamiento que parecía de serie eran extras, y eron unos cuantos: llantas de aluminio de 10 radios, el reposabrazos, sistema informativo para el conductor, equipo de radio concert, regulador de velocidad, retrovisores exteriores con ajuste eléctrico y térmico, óptica de aluminio en el interior y por supuesto la pintura metalizada Azul Scuba. ¡Ahí es nada!

Por ponerle una pega es que hay que equiparlo bastante porque de serie viene pelado. Es de esas veces que te extraña por qué las marcas no ponen unas cuantas cosas más de serie y venden el coche más caro. A lo que ya llevaba el coche quizá añadiríamos el sensor de luz y lluvia y los leds que lo harían precioso. Lo malo es que por mucho que en nuestra sección de coches nuevos tengamos precios de Audi A1 muy baratos, como hay que ponerle unas cuantos extras no sale por un precio tan rompedor como parece. El que nos dejaron sale por unos 22.000 euros, que está a tiro de piedra de muchos Audi A3.

Exterior

Logotipo Audi A1.
Logotipo Audi A1.

Muy bonito y sobrio, menos juvenil quizá que el Mini, Para nosotros desde luego es su punto fuerte, aparte de ser un Audi. Parece un coche destinado a cubrir un nicho de mercado de gente menos joven que el Mini, con un mayor poder adquisitivo, y quizá una mayor edad media.

Por delante bastante parecido al resto de los Audi, para nosotros precioso. Bonita la parrilla con forma de trapecio. El faldón un acierto, aunque ojo con sitios con mucho bache… y las luces, ay las luces, ¡qué pena nos dio no llevar los leds! Estos le darían un aspecto maravilloso.

Por detrás comparte casi todo con la línea Audi, sobrio, pocos cortes. Y aunque se hace raro que sea Audi y que sea tan corto (ya nos hemos olvidado del Audi A2), no deja de ser un modelo muy acorde con la actualidad y sin estridencias.

Quizá la sensación de que es más coche que el Mini viene porque es más grande que éste. De largo Audi gasta 3,95 metros frente a 3,70 del Mini y de ancho lo mismo, 1,74 metros del Audi frente a 1,68 metros del Mini.

Interior

Salpicadero del Audi A1.
Salpicadero del Audi A1.

Por dentro, y a pesar de que nos dio pena la falta de algún elemento de serie, es obvio que estamos ante una marca premium. Plásticos, tapicerías y suelo acorde con el precio que se paga, distintos, con calidad. La consola central siendo muy pequeña no deja de ser una chulada. Da la sensación de que no estamos ante un Audi porque no se une tanto con la zona del cambio de marchas como otros modelos, pero aprovecha los huecos para poner dos posavasos. Destacable las cuatro grandes salidas de aire acondicionado que dan una temperatura correcta, aún no siendo climatizador.

La posición de conducción permite muchos cambios y se hace divertido conducirlo desde muy abajo. ¿Y detrás? Pues a pesar de que habíamos leído críticas de su tamaño nos pareció que entran dos personas muy cómodas e incluso tres aún siendo un coche cuatro plazas.

El volante es muy cómodo de usar, cuero de buena calidad y agradable conducción. Los mandos del volante son como los de otros Audi y comparten una pequeña pantalla en el salpicadero con el ordenador de a bordo. Nada nuevo bajo el sol.

La pantalla de la consola central es como señalamos antes retráctil, y sirve para todo lo que pueda tener montado el vehículo, ya sea navegadores, aparato de música o cualquier otra cosa. Nos quedamos con las ganas de ver más, ya que sólo pudimos comprobar que el uso de la radio es sencillo con la habitual rueda de la marca germana.

El freno de mano es de palanca y no se hace muy cómodo de usar en el momento en que el reposabrazos está en su posición de uso. Cierto es que el reposabrazos se echa para atrás y que tiene un compartimento en su interior, pero se hacía difícil su uso en la situación de reposo.

Motor

Frontal del Audi A1.
Frontal del Audi A1.

Los 105CV del 1.6 TDI son muy adecuados para este Audi A1. Es alegre en curvas y en rectas. No usándolo de una manera deportiva es suficiente para no tenerle miedo a carreteras reviradas.

El par motor se sitúa en los 250Nm en la horquilla comprendida entre las 1.500 y las 2.500 vueltas. El consumo es uno de sus puntos fuertes. Pisando con un poco de alegría el acelerador, por carretera consume 5,5 litros/100 Km. Éste se queda un muy lejos de los 3,5 litros oficiales, aunque quizá nos pasamos hundiendo el pie derecho en el pedal…

La caja de cambios es de 5 marchas, y en el cuadro de instrumentos hay un indicador que va recomendado la marcha óptima en cada momento. Una característica muy de agradecer y que ayuda contener los consumos. Eso sí, te puede apetecer llevarlo de una manera más dinámica que la que te muestra en pantalla.

Comportamiento

A aspecto a destacar. Nos encantó: sin problemas, ágil, dinámico… Cierto es que entramos en una zona de tierra y daba cierto miedo tocar el suelo con el faldón delantero, pero el resto, un gusto. Fuimos por la Nacional VI de Madrid, subimos el Puerto de la Cruz Verde, hicimos las largas rectas de llegada a Ávila. Vamos, un poco de todo, y el Audi A1 se adaptaba perfectamente, como un campeón.

En ciudad destaca el buen funcionamiento del sistema Stop&Start (que puede ser desactivado en el salpicadero), que ya montan de serie muchos de los modelos más actuales de la marca alemana. Exigiéndole al coche arrancar rápido después de apagar el motor reacciona raudo y no se pierde tiempo porque esté activado el sistema. Curioso también del sistema es que el aire acondicionado no deja de soplar frío durante un buen rato aunque esté el Stop&Start activado.

La dirección muy correcta. Por poner una pega seguimos sin entender que este sea otro modelo de VAG no regulable en altura, y más si conduces, como fue nuestro caso, muy abajo.

Trasera del Audi A1.
Trasera del Audi A1.

Maletero

No va a ser nunca un modelo que vayamos a usar con muchas maletas. Realmente no se echa de menos un maletero mayor que los 270 litros. Aún así, si seguimos con la comparación con el Mini, le gana por goleada porque este último se queda en 165 litros.

Nuestro veredicto

¿Tienes dinero y no quieres un coche tan juvenil como un Mini? Pues cómpralo, es verdad que está cerca del precio del Audi A3 en cuanto le pongas varios extras, pero el coche merece la pena.

Es un gran coche si lo equipas un poquito y te puedes gastar un poco más. ¿Quieres mirar precios de Audi A1?

Igual prefieres ver más fotos…

Ver galeria (28 fotos)

7 COMENTARIOS

  1. Una gran prueba, un coche precioso, unas fotos maravillosas… pero un precio un tanto “salado”. ¡Está claro que no se puede tener todo en esta vida!

  2. Eso de que se parezcan tanto los modelos de una misma casa son cosas de la imagen de marca… y de reducción de costes!

  3. El coche funcionará bien, pero tiene algo en el diseño que no me termina de convencer. En la revista MotorLife Magazine hacen un test a fondo del coche.

  4. Es muy bueno contar con un sitio como éste, pues nos aclara muchas dudas y sobretodo confirma también nuestras inquietudes, pues al igual que ustedes considero que el auto se encuentra en un precio elevado una vez equipado con quemacocos y luces led.
    Pero creo que el acabado interior, exterior , HACEN QUE VALGA LA PENA

Deja una respuesta