Logo de Noticias Coches
Jeep Wagoneer boca abajo 02
Ver vídeo
Luis Ramos Penabad

Cuando coches de dos toneladas se colgaban boca abajo por «seguridad»

A fines de la década de 1970, el Departamento de Transporte de Estados Unidos contrató a una californiana llamada Approved Engineering Test Laboratories para colgar 30 vehículos. ¿Y para qué? Pues se trataba de probar qué ocurría con el parabrisas, los líquidos del coche y la integridad del sistema de combustible. Y sí, lo grababan en vídeo.

Ya de paso, enviaron a diez de esos vehículos, como el pick up Dodge D50, el Chevrolet Silverado, el Ford F350, el Mazda B2000 o el Jeep Wagoneer, todos de 1979, hacia muros de hormigón a 50 km/h. En el vídeo que vas a ver a continuación (del Jeep Wagoneer) podrás ver cómo todo el motor se desplaza hacia atrás y los marcos se pandean cuando se detiene un vehículo de más de 2.000 kg en apenas una décima de segundo.

Pero lo realmente novedoso a día de hoy es ver cómo estos coches se fijaban a un estructura metálica, lo giraban 90 grados en la dirección del relleno del combustible y posteriormente lo dejaban completamente boca abajo para verificar si había alguna fuga de combustible.

Sin más, te dejamos, con el vídeo. No tiene sonido, pero es una oportunidad excelente para ver un gigante de 2,5 toneladas suspendido. Si dominas inglés y te pica la curiosidad, en el enlace más abajo puedes acceder a los resultados completos de los ensayos y comprobar cómo se comportaba esta vetusta plataforma de la década de los 60 en la prueba de colisión. Siempre después de ver estas curiosas pruebas a las que fue sometido:

Más información: PDF (completísimo) de DOT
Vía: Jalopnik

  • pruebas de choque
  • seguridad vial