El espíritu de superación es un rasgo muy humano, uno que no está limitado por convenciones sociales o las imposiciones de otros. Es por ello por lo que, a pesar de los difíciles caminos que tenemos que tomar en la vida, no podemos volver a atrás ni dejar de continuar hacia delante. Stew Jones, de Stew Jones Restoration, es el líder detrás de uno de los restauradores de antiguos modelos Jaguar V12 líderes en Estados Unidos y completamente ciego.

En 1985, Jones fue golpeado fuertemente por una camioneta mientras salía de una intersección. Le golpeó justo en la puerta del conductor. Sus costillas perforaron sus pulmones y su vena aorta. Estuvo en un coma durante ocho días, y aunque finalmente se recuperó completamente de las lesiones físicas, por razones desconocidas, perdió la vista. Una tragedia como esta habría sido un momento de final de vida para muchos de nosotros, pero Stew se recuperó.

Cuando los profesionales detrás de Stew Jones Restoration prepararon y presentaron la primera restauración juzgada con 100 puntos de un Jaguar E-Type V12 de tercera serie en los Jaguar Clubs of North America (Clase 7), no hubo lugar a dudas de las habilidades del equipo. Como maestro de la mecánica inglesa en ese momento (a menudo infravalorada e incompredida), la repentina discapacidad de Stew le obligó a abandonar su mayor motivación.

Pero, sorprendentemente, solo dos años después, arregló a mano el antiguo edificio de ladrillos que ahora alberga su negocio y fundó Stew Jones Restoration. Desde su fundación hace más de tres décadas, la compañía ha estado restaurando, refinando y modificando algunos de los mejores Jaguar clásicos de Estados Unidos en un par de tiendas modestas y quirúrgicamente limpias ubicadas en el borde de Highland Lake en Winsted, en la esquina noroeste del estado de Connecticut.

Junto a varios expertos que trabajan estrechamente con él cada día, cogen de su mano cuando quieren mostrarle algo en un coche. Dicen que puedes darle a Stew cualquier parte de un E-Type y él sabrá exactamente lo que es solo con el tacto, una hazaña que no pude manejar incluso con el poder de la vista. Esa es la historia que el joven cineasta Elias Olsen se propuso contar en su galardonado documental de 13 minutos presentado en junio de 2019, “Stew”.

“Puedes hacer casi todo lo que quieras. Si haces el esfuerzo, tienes que hacer algunas compensaciones, nunca puedo decir de qué color es un coche, así que la gente tiene que ayudarme con eso”, dice Stew en el cortometraje. Bajo estas líneas, puedes ver el vídeo, el cual recomendamos encarecidamente que veas si tienes unos pequeño espacio de tiempo.

Fuente: Stew – Documentary Film
Galería de fotos:

Ver galeria (6 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta