Hace unos meses leí un artículo sobre el monopatín eléctrico Gnarboards Trail Rider. El probador lo comparaba con tener “Ferrari para sus pies”. Y no debía ir mal encaminado, ya que tiene una relación peso-potencia que avergonzaría a muchos coches. Josué Tulberg, creador de Gnarboards debió leer el mismo artículo, ya que ha enfrentado a su invento contra otro vehículo para demostrar su potencia y velocidad (no fue un Ferrari, sino un Corvette C5).

Vale, hay truco, la carrera era de apenas 22,8 m, pero sirvieron para demostrar la capacidad de la Rider Trail para pasar de 0 a 45 km /h en menos de dos segundos (1,9 segundos para ser exactos). Sus cuatro motores eléctricos de 850 W le proporcionan 3,4 kW de potencia (16,5 kW de potencia pico) y par motor instantáneo, y con ellos el Rider Trail 4WD alcanzó su velocidad máxima de 45 km/h antes de la línea de meta

Humm... me quedo con el Corvette

Este Trail Rider es el monopatín eléctrico más potente de la gama Gnarboard, que también incluye el Road Warrior de 2 kW, que puede ir desde 0 hasta 45 km/h en 2,8 segundos, y el Commuter de 1,4 kW, que tarda 3 segundos. Tienen de 21 a 24 km de autonomía y se carga en dos horas.

Esta carrera es parte de una campaña publicitaria de Gnarboards, que trata de recaudar algo de dinero para terminar el primer lote de ocho monopatines eléctricos y generar pedidos de los lotes segundo y tercero. Van poco a poco porque son porductos caros, con precios que comienzan en 2.900 dólares para el modelo básico (que se entregará en noviembre de este año) y alcanzan los 4.000 dólares en el modelo Trail Rider (que empezarán a entregar en marzo de 2013). Los pedidos se hacen desde la web KickStarter.

Pero bueno, imaginamos que si estás aquí es para ver esa carrera entre el Trail Rider y el Corvette, ¿no?

FuentesGnarboardsKickstarter
Galería de fotos:

Ver galeria (4 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta