Los escépticos dicen que la Fórmula 1 ya no es lo que era. Que le falta algo, llámalo espontaneidad, chispa o incluso pilotos con carisma. Por una parte les damos la razón, efectivamente la Fórmula 1 ha cambiado mucho con los años.

Lo que no significa que haya pasado de ser el equivalente al Rock & Roll de los deportes a un certamen de canto gregoriano.  Todavía sigue latente ese pique entre los equipos de ser no sólo el más potente sino además presumir de ello. De gritarlo incluso.

Por eso cotilleando a las marcas, nos hemos encontrado con dos “teasers” realizados por Mercedes y Ferrari.

En ambos, los equipos promocionan los que serán sus monoplazas de competición pero sin mostrarlos. Básicamente porque todavía no ha llegado la fecha de las presentaciones oficiales. Y es que a través del sonido de sus nuevos coches es suficiente como para aumentar las expectativas de los aficionados y la envidia de los rivales.

Mercedes, que hizo un 2017 espectacular ganando tanto el Campeonato de Constructores como su piloto principal, Lewis Hamilton, el Campeonato de Pilotos, puede sentirse orgulloso del rendimiento de su Mercedes F1 W08. De 20 carreras, nada menos que 15 poles 12 victorias.

Sin embargo toca ahora concentrarse en la nueva temporada y no perder la sed de victoria y para ello Mercedes sabe que no puede dormirse en los laureles.

Rumores hay muchos, no obstante somos cautos y no adelantaremos ninguna información sin contrastar sobre el que será el nuevo coche de Mercedes-AMG Petronas Motorsport.

Pero sólo por el sonido que emana de él podemos predecir que Mercedes va a seguir dando mucha guerra.

En cuanto a Ferrari, la Scuderia busca una vez más la ola que le sitúe en lo alto de la competición. Desde que en 2008 ganasen su último Campeonato de Constructores, han pasado ya diez años donde la frustración ha sido la seña de identidad de la división deportiva.

El Ferrari SF70-H, apenas consiguió 5 victorias el pasado año, una cifra ridícula tratándose de Ferrari.

Después de varios meses de trabajo, el equipo de ingenieros se felicitaba después de arrancar el motor V6 Turbo transalpino que equipará el nuevo monoplaza de Vettel y Raikkonen.

“Uno nunca olvida el primer encendido”. Con este slogan sugerente, la Scuderia da la sensación de presentar un motor aún más potente que el de la temporada pasada y sin embargo, según relatan varias fuentes el motor seguirá equipando 934 CV de potencia. Lo que en otras palabras supone un motor igual de potente que el de 2017.

Según confesarían algunos ingenieros de Ferrari, las mejoras irían orientadas a un incremento de la fiabilidad.

Queda menos para la presentación oficial de los nuevos monoplazas de los equipos, y son muchos que critican esta estrategia de marketing con el fin de convencer que los coches serán completamente diferentes a los del año pasado.

Cierto o no, de momento el sonido convence, aunque muchas veces hay mucho ruido para tan pocas nueces… .

Fuente: Jalopnik

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta