Para aquellos que no conozcan a Evel Knievel, podríamos catalogarlo como una de las mayores personalidades en Estados Unidos durante los años 60 y 70. Se trataba de un especialista de salto en motocicleta que surcaba los aires en busca de espectáculo y nuevos récords. A lo largo de su carrera tuvo un buen número de accidentes, aunque ninguno consiguió apartarle de su pasión. Ahora Travis Pastrana ha querido hacerle un homenaje a la altura.

El multidisciplinar piloto americano que ha competido en freestyle, motocross e incluso rallyes ha querido realizar ese salto que Knievel nunca llegó a completar. Fue en 1967 cuando se propuso saltar sobre las fuentes del popular Caesars Palace de Las Vegas. Un evento sin precedentes que consistía en 43 metros de vuelo entre dos rampas. Hubo algún tipo de problema mecánico que hizo que la moto perdiera potencia y Knievel sufriera un grave accidente.

El piloto sufriría daños y fracturas en la pelvis, fémur, cadera, muñeca y tobillos; pero ni eso consiguió pararlo. Hubo otros saltos míticos como el del Cañón del río Snake, el de Wembley o el de los tiburones; acabados con resultados dispares. Era otra época y había menos medios, todavía muchos se sorprenden de que Knievel muriese de una enfermedad respiratoria y no en un accidente. Ahora Pastrana ha replicado (y mejorado) alguno de estos saltos.

Ha sido en Las Vegas y comenzaba con el que sería el más fácil a priori. En el primer vídeo se aprecia como salta por encima de 52 coches achatarrados, en total son 43,58 metros, superando a Knievel que llegó a saltar 50 coches en 1973. En el segundo hay una mayor complejidad al tener que saltar por encima de 16 autobuses (57,91 metros), también mejorando los 14 autobuses que consiguió Knievel en 1975.

El tercer salto, el más espectacular y carismático, es el que causó el gran accidente en la nochevieja de 1967. Pastrana se enfrentó al salto sobre la fuente del casino Caesars Palace, en total 45,41 metros y con un aterrizaje preciso que esta vez no acabó en accidente. Una de las complejidades de estos saltos es que Pastrana no utilizó sus ligeras motos de freestyle, sino una Indian Scout FTR750. La V-twin tiene un peso de 154 kg, aunque también el doble de potencia que las que usaba Knievel en su época.

Fuente: History

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta